Última hora
This content is not available in your region

Plaga de escarabajos en Alemania

euronews_icons_loading
Plaga de escarabajos en Alemania
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En Alemania, miles de árboles están muriendo tras ser atacados por insectos que se multiplican en un clima más cálido.

Es probable que otro tipo de árboles ocupen su lugar, cambiando la apariencia del paisaje.

Euronews ha visitado las montañas de Harz, la cordillera más alta del norte de Alemania extendida entre los estados federados de Baja Sajonia, Sajonia-Anhalt y Turingia, donde los abetos muertos cubren el paisaje.

En la región de Harz, en el centro de Alemania, los abetos muertos se mantienen en pie como fantasmas blancos sobre las colinas.

Son víctimas del escarabajo de la corteza, un pequeño insecto que causa una gran destrucción en Alemania.

La plaga invasiva de los escarabajos es consecuencia de un clima más cálido y más seco.

Tanja Sanders, Jefa de Ecología Forestal y Biodiversidad, Thünen-Institut asegura que_ "Son condiciones interrelacionas. Porque con un clima más cálido tienes menos flujo de savia y menos resina.Y por lo tanto, el escarabajo de la corteza puede infectar el árbol. Cuando los árboles están sanos y tienen mucha resina, el escarabajo de la corteza entra y literalmente se queda pegado a la resina "._

Sin la resina como barrera, el escarabajo se ha abierto paso a través de unas de 245 000 hectáreas de bosque en Alemania.

Y como 2020 también está siendo cálido y seco, no hay un final a la vista.

Friedhart Knolle, portavoz del parque nacional de Harz explica:"No estamos acostumbrados a esta sequía aquí en el centro de Europa. Los humanos podemos adaptarnos, tenemos aire acondicionado. Los árboles no. Así que los árboles que no se adapten a esto morirán ".

Aquí, en las estribaciones de los montes de Harz, los voluntarios ayudan a replantar árboles en una zona que fue destruida por el escarabajo de la corteza.

Están plantando árboles de diferentes tipos, para sustituir grandes áreas de monocultivo de pinos.

Es una forma de salvaguardar los bosques alemanes para las generaciones futuras.

El ingeniero forestal Raik Scheffler, reconoce que_"El bosque no nos necesita. Se recuperaría por sí solo. Somos nosotros los que necesitamos al bosque. Necesitamos madera para la construcción. Es el material de construcción más ecológico que puedas imaginar y siempre vuelve a crecer. Pero para que no solo vuelvan a crecer sauces y abedules, sino también árboles para madera, plantamos abetos y robles albar"._

El gobierno alemán ha invertido 800 millones de euros en regenerar el bosque despejar los árboles muertos y plantar otros nuevos. Sin duda el bosque alemán será distinto.

Fuentes adicionales • Voces en off: Enrique Barrueco y Escarlata Sánchez