Última hora
This content is not available in your region

Polonia-EE.UU: Una amistad duradera

euronews_icons_loading
Andrzej Duda y Donald Trump
Andrzej Duda y Donald Trump   -   Derechos de autor  Evan Vucci/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El estilo de liderazgo del presidente estadounidense ha fomentado un gran apoyo en Polonia.

Tanto el presidente norteamericano Donald Trump como su omónimo Polaco, Andrezej Duda, afirman que las relaciones actuales entre los dos países son mejores que nunca. Estrechas relaciones personales, la suspensión del visado para los ciudadanos polacos, así como una visión geopolítica común, ayudó a estrechar lazos.

"Estamos trabajando con Polonia en respuesta a las acciones y el comportamiento desestabilizador de Rusia" afirma Donald Trump mientras que para su colega polaco, "gracias al presidente Trump, los Estados Unidos están demostrando ser un aliado absolutamente leal. Podemos contar con los Estados Unidos".

La presencia de soldados estadounidenses y la firma de contratos de gas multimillonarios son buenos para la seguridad económica y geopolítica de Polonia.

Sin embargo el profesor Andrzej Mania, especialista en asuntos estadounidenses de la Universidad de Jagiellonian, observa "con cierta preocupación un ligero descuido de las relaciones con los democratas por las autoridades polacas. Esta es una de los dos estructuras políticas más poderosas y debenos recordar que muchos políticos demócratas se llevaron muy bien con Polonia".

De acuerdo con algunos expertos, una potencial victoria de Joe Biden no cambiaría mucho las relaciones de Polonia con Estados Unidos.

El profesor Pawel Laidler, del Instituto de Estudios Americanos está "convencido de que tanto si es Trump como Biden, las relaciones polaco-estadounidenses van a seguir siendo muy buenas e incluso un presidente demócrata no retirará las tropas de la OTAN. Al contrario, reforzará el flanco de la Alianza aquí".

Sin embargo, la coalición que gobierna Polonia apoya extraoficialmente al presidente actual, temiendo la presión que pudiera imponer una potencial administración Joe Biden.

"En el caso de una victoria demócrata, no está completamente claro en qué dirección irán ciertas políticas y si Estados Unidos ejercerá alguna presión ideológica sobre otros países, como Polonia, en el campo de LGBT u otros movimientros progresistas y liberales" afirma Arkadiusz Mularczyk del Comité Parlamentario de Asuntos Exteriores, derecho y justicia. "En este aspecto hay un poco de miedo... de peligro".

Mientras que los estadounidenses tienen muy poca influencia en quién se convertirá en el presidente de Polonia, los polacos que viven en Estados Unidos tienen influencia sobre quién será el anfitrión de la Casa Blanca. Con casi 10 millones de votantes de origen polaco en Estados Unidos, los dos candidatos a la presidencia estadounidense deberán tener en cuenta su voto.