Última hora
This content is not available in your region

Milicias armadas protagonizan la campaña electoral en EEUU

euronews_icons_loading
Milicias armadas protagonizan la campaña electoral en EEUU
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Una gran parte de la campaña para presidente de Estados Unidos es el largo y caluroso verano de protestas en Estados Unidos.

Los asesinatos o fusilamientos de negros desarmados han desatado días de manifestaciones que en ocasiones se han vuelto violentas.

Esas protestas, y los miembros de la milicia armados que las siguen, están dando forma a la carrera presidencial.

Pregúntenles a la gente que exhibe armas de guerra en las manifestaciones de Estados Unidos y les dirán aquello de "solo estamos aquí para ayudar".

Tal nos respondió Steve Cochran miembro de la milicia de extrema derecha Oath Keepers: "Estamos aquí para proteger la propiedad de la gente. Nos pidieron que estuviéramos aquí".

Pero ninguna de ellos tiene vinculación oficial alguna ni con la justicia ni con la policía. Cada vez se hacen más presentes en un ya de por si tenso año electoral.

Los manifestantes de Black Lives Matter culparon a provocadores infiltrados de incendiar un vecindario predominantemente negro en Kenosha, Wisconsin.

Pero la campaña de Trump culpa directamente a Black Lives Matter de la violencia, en videos que repiten el lema l_ey y orden_.

Grupos pro-Trump asocian al candidato demócrata Joe Biden con protestas violentas.

Para Paru Shah, profesora de ciencia política de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee "El apoyo a Black Lives Matter ha disminuido desde su apogeo este verano". Es de la opinión deque el mensaje les está funcionando a los votantes de Trump.

Pero ahora han llegado estos grupos paramilitares entre los que se encuentran delincuentes como Kyle Rittenhouse, quien mató a tiros a dos manifestantes en Kenosha. Dijo que fue a "proteger la propiedad privada".

Los que sufrieron daños le apoyan. Es el caso del comerciante al que le asaltaron la tienda Eric Oerle:"Aquí debería haber habido un montón de gente así esa noche."

En Michigan, trece miembros de bandas paramilitares de extrema derecha están acusados ​​de conspiración para asaltar el parlamento y asesinar al gobernador del estado.

Miembros de la milicia, llamada Oath Keepers, acaban de anunciar que patrullarán los colegios electorales el día de la votación, como siempre, armados.