Última hora
This content is not available in your region

La futura relación entre británicos y estadounidenses tras el pulso entre Trump y Biden

euronews_icons_loading
La futura relación entre británicos y estadounidenses tras el pulso entre Trump y Biden
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La visita diplomática de Donald Trump a Gran Bretaña, el año pasado, no quedó exenta de polémica. Al tiempo que era recibido por las autoridades monárquicas algunos de su partidarios y detractores se congregaban en las calles para mostrar su apoyo y rechazo, respectivamente. Un nuevo mandato de Trump podría ser beneficioso para los británicos, a cuyo primer ministro, Boris Johnson, el estadounidense considera un 'amigo'.

El líder del partido republicano ha sido un gran animador de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. El Gobierno de Johnson apuesta por una relación comercial más amplia con Estados Unidos tras consumarse el divorcio con Bruselas.

"Cada vez que voy a Washington veo políticos de uno y otro partido en el Congreso y estoy seguro de que la relación será buena. Creo que hay un excelente acuerdo de libre comercio por lograr. Hemos progresado mucho hasta ahora", declara Dominic Raab, ministro de Exteriores de Reino Unido.

En Estados Unidos, el poder de aprobar un acuerdo comercial también recae en el Congreso, donde los demócratas tienen el control de la Cámara Baja. Ambas partes, tienen fuertes vínculos con Irlanda; en particular Joe Biden, cuyos primos irlandeses confiaban en su éxito en las presidenciales estadounidenses. La cuestión de la frontera en Irlanda es delicada. La amenaza del Reino Unido de renegar del acuerdo para mantenerla abierta puede suponer un gran problema para el Gobierno de Johnson. En septiembre, Biden advirtió de que 'cualquier acuerdo comercial debe estar condicionado a evitar el retorno de una frontera rígida.

"Para Donald Trump, el Reino Unido es un amigo. Para Joe Biden, todavía no hay relación y éste no es el mejor comienzo. Es un defensor del orden mundial establecido y tratará de recuperar la relación con Europa y, es probable, que esté igual de interesado, si no más, en un acuerdo comercial con el mercado único de la UE, por encima de otro con el Reino Unido", señala Tadhg Enright, corresponsal de Euronews en Londres.

La llamada relación especial entre Estados Unido y el pueblo británico tiene más cuestiones que el Brexit. Históricamente, el Reino Unido es el aliado más cercano de los estadounidenses en Europa. Puede contar con Londres cuando el apoyo de París y Berlín no es tan seguro; algo que saben en la Casa Blanca, sin importar quién la ocupe.