Última hora
This content is not available in your region

Nagorno Karabaj | "Íbamos a ganar. Solo necesitábamos un poco de ayuda". Reportaje exclusivo

Por Anelise Borges  & Euronews en español
euronews_icons_loading
Funeral por un soldado armenio caído en los combates contra Azerbaiyán
Funeral por un soldado armenio caído en los combates contra Azerbaiyán   -   Derechos de autor  Sergei Grits/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Azerbaiyán ha dado diez días más de plazo a Armenia para evacuar por completo la provincia de Kalbajar, fronteriza con la región de Nagorno-Karabaj. Desde hace días, las carreteras de Kalbajar registran un trasiego constante de familias que abandonan el territorio llevándose consigo sus pertenencias. La mayoría se dirigen a Armenia. Stepenakert, capital de la autoproclamada República de Artsaj, está parcialmente destruida. Hace apenas seis semanas, allí vivían 55.000 personas.

Buena parte de la población ya ha sido evacuada y no está claro que quieran volver, aunque la ciudad no está dentro de los territorios que recuperará Azerbaiyán. Sin embargo, no todos huyeron cuando el Ejército azerí se plantó en las puertas de la ciudad y tomó la estratégica Shushá:

- ¿Ha estado usted aquí todo este tiempo?, le preguntamos a una anciana en un edificio desvencijado en el centro de la ciudad.

- "¿Dónde más podría estar? Estoy en mi casa. Nadie puede decirme nada", responde.

El cementerio de Stepenakert refleja el alto coste en vidas humanas que ha tenido la contienda para Armenia. Según Ereván, más de 2.300 soldados han perdido la vida en seis semanas de combate. Aunque el Ejército armenio estaba mejor entrenado, poco pudieron hacer frente al empuje del Ejército azerí, más moderno y con importantes apoyos exteriores. Muchos armenios contaban con el respaldo de Rusia, sin embargo, Moscú se ha limitado a ejercer el papel de mediador:

"Íbamos a ganar, podríamos haber ganado. Sólo necesitábamos algo de apoyo o ayuda. La gente de este pequeño pueblo estaba luchando contra Azerbaiyán, contra Turquía... contra terroristas de diferentes países", lamenta Levon Gevorgyan, sargento del Ejército armenio.

La incertidumbre sobre qué pasara con el estatus de Nagorno Karabaj inunda las calles desiertas de Stepanakert.

"Cuarenta y cuatro días de violencia implacable han significado más cicatrices para una ciudad que ya soportaba su cuota de dolor. Ahora la pregunta para muchos en Stepanakert y en otras partes de la región es qué tipo de normalidad traerá esta tregua. Y cuánto tiempo durará", concluye desde el terreno Anelise Borges, periodista de Euronews.