Última hora
This content is not available in your region

El coronavirus mantiene en vilo a las estaciones de esquí en los Alpes

euronews_icons_loading
El coronavirus mantiene en vilo a las estaciones de esquí en los Alpes
Derechos de autor  Laurence Alexandrowicz
Tamaño de texto Aa Aa

¿Transportarán los teleféricos este invierno a los esquiadores en los Alpes franceses? Esta es una pregunta clave en la lujosa estación de Courchevel. El coronavirus tiene en vilo a cientos de estaciones de esquí en Francia. A pesar de ello, todo está listo para la fecha prevista de apertura de la temporada invernal, el próximo 5 de diciembre.

"Courchevel tiene una clientela internacional del 70 %. Este año vamos a vivir una situación particular porque van a venir pocos esquiadores extranjeros. Se trata de una clientela que algún día volverá, lo que es interesante porque tiene mucho valor añadido", declara Pascal de Thiersant, presidente de Société des Trois Vallées.

A pesar de la incertidumbre, continúa el trabajo en una estación que cuenta con 2 400 habitantes en verano y llega hasta los 38 000 residentes en invierno. El temor es volver a vivir una temporada fallida como la pasada campaña, cuando el primer confinamiento detuvo la actividad a partir de marzo.

"Un mes con la estación parada se traduce en cerca de un 30 % de facturación menos", afirma Jean-Yves Pachod, alcalde de Courchevel.

Para garantizar la seguridad sanitaria, Courchevel dispondrá de un laboratorio capaz de hacer pruebas a 500 personas al día.

"También hemos incorporado, recientemente, pruebas de antígenos. El resultado se mostrará en apenas 20 minutos", añade Jean-Yves Pachod.

Solamente un hotel permanece abierto todo el año en el corazón de la estación alpina. En todas partes, el número de reservas ha disminuido y las cifras no son claras en cuanto a la cantidad de restaurantes que hay cerrados.

"La diferencia, este año, es que damos otras opciones. Evitamos confirmar la reserva de habitaciones y no pedimos un depósito. La mayor dificultad es el servico de restauración. No contamos con restaurante y tenemos que buscar restaurantes que ofrezcan una especie de servicio de habitaciones para adaptarnos a la petición del cliente", señala Aurore Charvin, propietaria del hotel Les Monts Charvin.

En su almacén, Patrick Lepeudry ha empezado a recibir mercancía para sus 13 tiendas de deportes. Le preocupa el negocio y pensará en contratar trabajadores temporales, incluso si eso significa enviarlos al paro de manera parcial, en algunas ocasiones.

"Hemos decidido reducir nuestros pedidos entre un 30 y un 35 %. Por lo demás, para los llamados trabajadores de temporada, nos encontramos en una situación desconocida. Muchos de ellos no tienen más ingresos así que, de todas formas, hemos decidido contratarlos", afirma Patrick Lepeudry, dueño de varias tiendas de deporte especializadas en material de esquí.

"La pandemia no es la única amenaza que se cierne sobre un centro turístico internacional como Courchevel. El Brexit y el calentamiento global también preocupan. Mientras, la estación ultima los preparativos para albergar una prueba femenina de la Copa del Mundo de esquí a principios de diciembre", concluye Laurence Alexandrowicz, enviada especial de Euronews a Courchevel.