Última hora
This content is not available in your region

La vacuna de Oxford y AstraZeneca tiene una efectividad de hasta el 90% según sus creadores

euronews_icons_loading
Imagen de ilustración
Imagen de ilustración   -   Derechos de autor  AFP / Chandan Khanna
Tamaño de texto Aa Aa

Mucho más barata y fácil de transportar que sus rivales más directas, la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y la compañía AstraZeneca ha mostrado una eficacia del 70%, según ha anunciado la empresa este lunes. El antídoto es "eficaz para prevenir que muchas personas enfermen y funciona bien en distintos grupos de edad", han dicho los investigadores. Además, según en investigador Andrew Pollard, jefe del ensayo de la universidad de Oxford, el antídoto puede llegar hasta el 90% dependiendo del régimen de vacunación, tal y como se explica en los resultados preliminares publicaos en la página web de la universidad.

"Hemos encontrado que uno de nuestros regímenes de dosificación puede ser alrededor del 90% efectivo y si este régimen de dosificación se utiliza, más gente podría ser vacunada con un suministro de vacuna planificado", explica el investigador. Además, por el momento no se han dado casos graves entre los vacunados.

Cuando Pollard habla de los regímenes de vacunación, hace referencia al hecho de que la vacuna aumenta su eficacia si se administra primero media dosis, y después una dosis completa, algo que de momento no pueden explicar. "Estos datos preliminares indican que la vacuna tiene una eficacia del 70,4%, y las pruebas realizadas con dos regímenes de dosis diferentes muestran que la vacuna tiene una eficacia del 90% si se administra en media dosis y luego en una dosis completa, o del 62% si se administra en dos dosis completas", reza el comunicado.

La de AstraZeneca y Oxford es la tercera vacuna en el mundo con resultados eficaces, si no se tiene en cuenta el anuncio de Rusia, cuyo antídoto ha sido puesto en duda por científicos de la comunidad internacional.

Aunque los preparados elaborados por las farmacéuticas Pfizer y Moderna rondan el 95% de efectividad, el de AsztraZeneca puede conservarse durante seis meses en un frigorífico normal, a una temperatura de entre 2 ºC y 8 ºC. Para mantener sus propiedades durante ese tiempo, la vacuna de Moderna necesita estar a -20 ºC y la de Pfizer a -80 ºC, lo que supone todo un desafío logístico tanto para su almacenamiento como para su transporte. Además, eso afecta al precio, se estima que la vacuna de Oxford puede costar en torno a 3 euros, las otras pueden rondar los 20 euros. Precio y logística a parte, el antídoto de Oxford trabaja de igual manera en jóvenes que en personas mayores, otra ventaja añadida.

La vacuna de Oxford AstraZeneca se diseñó a partir de una versión debilitada de un adenovirus del resfriado común de los chimpancés y es una de las que ha comprado la Unión Europea de forma centralizada.