Última hora
This content is not available in your region

La vacuna contra la COVID-19: ¿Cuándo llegará? ¿Funcionará? ¿Cuándo terminará la pandemia?

Ilustración: varias manos se lanzan a coger la vacuna
Ilustración: varias manos se lanzan a coger la vacuna   -   Derechos de autor  Peter Hamlin/AP
Tamaño de texto Aa Aa

¿Ya hay una vacuna contra la COVID-19?

Ha habido varias vacunas potenciales contra el coronavirus que han reportado resultados prometedores en los ensayos, pero ninguna ha sido autorizada para su uso en los Estados Unidos o Europa todavía.

Rusia anunció en agosto que su vacuna Sputnik V había sido aprobada, pero el anuncio fue criticado como "peligrosamente prematuro" porque aún no había sido probada en un gran número de personas.

Leer | Rusia invita a los europeos a producir su vacuna Sputnik

En noviembre, Pfizer y Moderna anunciaron que sus vacunas habían demostrado tener una eficacia del 90% y del 94,5%, respectivamente. Los expertos calificaron la noticia de prometedora, aunque quedan varias cuestiones pendientes, en particular sobre si las vacunas protegen contra la transmisión de la infección y cuánto tiempo dura su protección.

Michael Mina, profesor de la Escuela de Salud Pública de Harvard, explica que es posible que haya una respuesta inmunológica temprana a la vacuna que no persista, por ejemplo. Afirma que el cuerpo puede estar produciendo anticuerpos que luego mueren.

"Podemos estar midiendo los efectos de un impresionante ejército [de anticuerpos] de primera línea que da respuesta a la vacuna - pero debemos tener cuidado de no asumir que la misma eficacia persiste después de que la mayoría de las tropas desaparecen", explicaba mina en su cuenta de Twitter.

Pero, añadió, los resultados de la vacuna mostraron que las vacunas se dirigían a la proteína correcta y muchos revelan que la alta eficacia proporcionaba la esperanza de que las vacunas funcionaran contra el virus.

"Cuantos más [anticuerpos] se empiezan a utilizar, más tiempo duran", dijo el Dr. Barry Bloom, ex decano de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, en una conferencia de prensa el 16 de noviembre. El Dr. Bloom dijo que la eficacia de más del 90% era "probablemente mejor que las expectativas de cualquier experto".

Aunque los expertos dicen que a medida que los ensayos continúen, es probable que esa eficacia disminuya y se confirmen más casos de COVID-19 entre los participantes.

"Debemos asumir que estos ensayos clínicos se han desarrollado en condiciones 'óptimas', y los datos de eficacia pueden diferir -y eventualmente ser menores- cuando las vacunas se apliquen en condiciones de campo", dijo a Euronews el profesor José Vázquez-Boland, Presidente de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Edimburgo.

¿Cuándo llegarán las primeras vacunas de COVID-19 a Europa?

"Si todo va bien y, por supuesto, esto está pendiente de la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos, esperamos poder tener vacunas disponibles, posiblemente a finales de 2020, empezando en 2021", dijo la semana pasada la Comisaria de Salud de la UE, Stella Kyriakides.

Andrea Ammon, que dirige el Centro Europeo para el Control de Enfermedades, propuso un calendario similar. Dijo a la AFP que en un escenario optimista podría haber vacunas para el primer trimestre de 2021.

El personal sanitario y los grupos vulnerables serán vacunados primero, pero los detalles de cómo funcionará esa cadena de distribución todavía se están elaborando, dijo Ammon a la AFP.

"En el mejor de los casos, [la distribución de la vacuna] podría ser incluso antes de finales de 2020 para algún sector piloto de la población, por ejemplo, algunas personas en situación de riesgo o trabajadores de la salud, con la probabilidad de que la vacunación masiva se extienda progresivamente a lo largo de 2021", explica Vázquez-Boland.

El científico jefe de la Organización Mundial de la Salud, Dr. Soumya Swaminathan, dijo el 16 de noviembre: "Consideramos que al menos el primer semestre del año próximo será un período de dosis muy, muy limitadas. Los suministros serán limitados. Hay acuerdos bilaterales que las empresas han hecho. Muchas de las dosis ya han sido reservadas por algunos países".

Mientras tanto, la Agencia Europea de Medicamentos está trabajando para autorizar rápidamente las vacunas y ya ha iniciado una "revisión continua" de algunas vacunas, para acelerar el proceso de autorización.

¿Cuánto tiempo pasará antes de que la vacuna COVID detenga la pandemia?

Lograr la inmunidad de grupo - el momento en el que una porción suficientemente grande de la población es inmune para prevenir la propagación de la infección - dependería en parte de la eficacia de la vacuna y su distribución.

"Sus orígenes provienen de la medicina veterinaria", explica el Dr. Vázquez-Boland a Euronews. El "umbral necesario para detener eficazmente la propagación varía de una enfermedad infecciosa a otra", añade.

Depende en parte de lo infecciosa que sea la enfermedad y de la eficacia de la protección inmunitaria. "Tenemos muchas vacunas que salvan vidas, el sarampión es un ejemplo de ello, una vacuna altamente eficaz con una eficacia superior al 95% y aún así tenemos brotes de sarampión", dice la Dra. Kate O'Brien, directora de inmunización de la Organización Mundial de la Salud, en una conferencia de prensa el lunes.

"Llegar a la eficacia de la vacuna es como construir un campamento base en el Everest, pero la subida a la cima sería realmente ponervacunas", añade la Dra. O'Brien.

El Dr. Bloom, que también es profesor de investigación en Harvard, explica: "Seguirá habiendo muchas personas que no se vacunen en los primeros seis meses o el año y que tienen la capacidad de transmitir la infección".

Esto significa que las personas, incluso las que están vacunadas, tendrán que seguir usando máscaras y practicando algunas formas de distanciamiento para prevenir altos niveles de virus en la comunidad, añadió.

"No hay duda de que cuanto mayor sea la eficacia de la vacuna, menor será el número de personas que tengan que recibirla para llegar a [la inmunidad de la manada]", añadió el Dr. Bloom en una conferencia de prensa de la Facultad de Salud Pública de Harvard.

¿Cuáles son los principales desafíos para la distribución de la vacuna?

Existen muchas cadenas de distribución de vacunas para inmunizar a niños y adolescentes. Pero las vacunas COVID-19 deberán dirigirse a los adultos, que corren un mayor riesgo de padecer enfermedades graves, según los expertos.

La mejor apuesta sería tener múltiples candidatos a la vacuna porque algunas vacunas serán mejores para ciertas circunstancias que otras.

El profesor Robin Shattock del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Imperial College de Londres dijo a Euronews que "llegar a todo el mundo y asegurarse de que reciben dos dosis [y] atrapar a aquellos que por cualquier razón se saltan las dosis, será una gran empresa".

Eso significa que para algunos países de ingresos bajos y medios, una inyección de una dosis que proporcione inmunidad y no requiera ningún refuerzo sería mejor para que no tengan que volver a encontrar personas para recibir las segundas dosis. Pero la vacuna también deberá distribuirse a muchas poblaciones diferentes en los países de ingresos más altos.

Un menor acceso a la atención primaria podría dar lugar a "un menor acceso a la vacuna en las zonas más pobres debido a la falta de recursos humanos para llevar a cabo el programa en estas zonas", según un informe de la Royal Society sobre la distribución de la vacuna en el Reino Unido, por ejemplo.

"La piedra angular son siempre las redes de atención primaria. Éstas deberán reforzarse y prepararse adecuadamente para aplicar tanto la estrategia de vacunación como la supervisión (fase 4) de la seguridad y la eficacia", explica el profesor Vázquez-Boland, quien señala que será importante supervisar cualquier efecto adverso de estas nuevas vacunas. La distribución también se ve afectada por la forma en que se almacenan las vacunas.

Eso significa que para algunos países de ingresos bajos y medios, una inyección de una dosis que proporcione inmunidad y no requiera ningún refuerzo sería mejor para que no tengan que volver a encontrar personas para recibir las segundas dosis.

Pero la vacuna también deberá distribuirse a muchas poblaciones diferentes en los países de ingresos más altos. Un menor acceso a la atención primaria podría dar lugar a "un menor acceso a la vacuna en las zonas más pobres debido a la falta de recursos humanos para llevar a cabo el programa en estas zonas", según un informe de la Royal Society sobre la distribución de la vacuna en el Reino Unido, por ejemplo.

Eso significa que para algunos países de ingresos bajos y medios, una inyección de una dosis que proporcione inmunidad y no requiera ningún refuerzo sería mejor para que no tengan que volver a encontrar personas para recibir las segundas dosis.

Pero la vacuna también deberá distribuirse a muchas poblaciones diferentes en los países de ingresos más altos. Un menor acceso a la atención primaria podría dar lugar a "un menor acceso a la vacuna en las zonas más pobres debido a la falta de recursos humanos para llevar a cabo el programa en estas zonas", según un informe de la Royal Society sobre la distribución de la vacuna en el Reino Unido, por ejemplo.

"La piedra angular son siempre las redes de atención primaria. Éstas deberán reforzarse y prepararse adecuadamente para aplicar tanto la estrategia de vacunación como la supervisión (fase 4) de la seguridad y la eficacia", dijo el profesor Vázquez-Boland, quien señala que será importante supervisar cualquier efecto adverso de estas nuevas vacunas.

La distribución también se ve afectada por la forma en que se almacenan las vacunas.

Una ventaja de la vacuna Moderna, por ejemplo, según los expertos, es que no es necesario almacenarla a temperaturas ultrafrías, y puede almacenarse en un refrigerador normal durante 30 días, lo que facilita su distribución.

"También será un enorme desafío fabricar y distribuir vacunas a nivel mundial con el riesgo siempre presente de un mercado negro de vacunas falsas/falsificadas", añade el profesor Shattock.

¿Qué tan problemático es el escepticismo sobre las vacunas?

Los expertos han dicho que cambiar la opinión de la gente sobre las vacunas podría ser la clave para asegurar que se logre la inmunidad de grupo.

"Me preocupan los movimientos antivacunas", dijo el Dr. Bloom, afirmando que es un "movimiento poderoso" y que las herramientas que tenemos para lidiar con la desinformación son más "limitadas" que las herramientas que tenemos para que una vacuna funcione.

Heidi Larson, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo en septiembre a un panel moderado por Euronews que había importantes lecciones que aprender de la epidemia del Ébola.

Explicó que los expertos debían tener "empatía" con los individuos que pudieran estar inseguros acerca de una vacuna y trabajar en la creación de confianza. "Podemos entrar ahí y empezar a comunicarnos y a involucrarnos", concluía.