Última hora
This content is not available in your region

¿Vacuna obligatoria para vuelos internacionales? Es lo que pide el presidente de Qantas

Un Airbus A-380 de Quantas en un aeropuerto californiano (archivo)
Un Airbus A-380 de Quantas en un aeropuerto californiano (archivo)   -   Derechos de autor  Matt Hartman/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Es una declaración que podría causar turbulencias en un momento en el que que la industria aeronáutica no consigue despegar por la crisis de la COVID-19. Para Alan Joyce, director general de la aerolínea australiana Qantas, una vez que la vacuna contra el coronavirus esté disponible, se convertirá en un elemento tan importante y obligatorio en los viajes internacionales como el pasaporte y la tarjeta de embarque.

"A los viajeros internacionales les exigiremos que se vacunen antes de que puedan embarcar", dijo Joyce en una entrevista con la periodista Tracy Grimshaw del programa A Current Affair en el canal australiano 9Now. Añadió: "Ciertamente para los visitantes internacionales que entran y la gente que sale del país, creemos que es una necesidad".

El jefe de Qantas cree que las vacunas serán necesarias no sólo para entrar y salir de Australia, sino en todo el mundo. "Después de hablar con mis colegas de otras aerolíneas del mundo, creo que será algo común."

Una decisión que podría tener un efecto dominó. "Por lo que sabemos, todavía no se ha anunciado ninguna política específica de las aerolíneas de Star Alliance, pero estamos vigilando de cerca la rápida evolución de la situación", dijo a euronews un portavoz de la Star Alliance, que comprende 26 aerolíneas, entre ellas United, SAS, ANA, Turkish Airlines y Lufhansa. "Es probable que más y más aerolíneas de todo el mundo adopten esa política."

Es probable que cada vez más aerolíneas de todo el mundo adopten esa política.
Portavoz de Star Alliance

En Europa a pregunta sigue en pie. Un portavoz de Ryanair, entrevistado por Euronews, dijo que "no se requerirá ningún certificado de vacunación para los vuelos de corta distancia dentro de la UE (ni Qantas lo requerirá para sus vuelos nacionales australianos)".

En virtud del régimen de libre circulación de la UE, esperamos que las restricciones de cuarentena se levanten en la primavera de 2021, una vez que se disponga de vacunas eficaces para proteger a los grupos de alto riesgo contra la COVID-19".

Para Air France, la actitud es de cautela. "Air France sigue de cerca los acontecimientos relacionados con la disponibilidad y la distribución de una vacuna (...) La compañía participa activamente en los debates con los gobiernos y las autoridades sanitarias francesas e internacionales y seguirá todas las recomendaciones u obligaciones que se emitan para el transporte de pasajeros" explica un portavoz contactado por Euronews. Antes de añadir: "En esta etapa no es posible determinar las condiciones precisas que regirán el transporte de los clientes una vez que la vacuna esté disponible".

¿Una política común de pruebas mientras se espera la vacuna?

Mientras el mundo espera con impaciencia el lanzamiento de las vacunas Covid, Oneworld, Star Alliance y SkyTeam, tres alianzas mundiales de aerolíneas, dijeron que las pruebas podrían formar parte de un enfoque global para impulsar los viajes internacionales, reducir la dependencia de las cuarentenas y frenar la propagación del coronavirus.

Las nuevas directrices de ensayo de la Autoridad de Aviación Civil Internacional de las Naciones Unidas podrían "allanar el camino para el establecimiento de un marco de confianza entre los países", según el director general de Star Alliance, Jeffrey Goh, en la declaración conjunta publicada en el sitio web oneworld.com. Rob Gurney, CEO de oneworld, y Kristin Colvile, CEO de SkyTeam, también se unieron a la declaración.

Las alianzas -que representan un total de 58 aerolíneas miembros- citaron las recientes pruebas del pasaporte sanitario digital CommonPass, que utiliza una aplicación de teléfono inteligente para verificar de forma segura que los pasajeros han cumplido los requisitos sanitarios, ya sea una prueba de COVID-19 o una futura vacuna.

Hasta la fecha, los requisitos de las pruebas han sido objeto de diferentes enfoques y experiencias, manteniéndose las cuarentenas y las restricciones de viaje, mientras que los viajes aéreos internacionales han disminuido en un 92% con respecto a los niveles de Covid-19 prepandémicos.