EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La salud de hierro de la venta de armas

Tanques pasan por un puente durante unas maniobras militares del Ejército ruso
Tanques pasan por un puente durante unas maniobras militares del Ejército ruso Derechos de autor APTV
Derechos de autor APTV
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La venta de armas tiene una salud de hierro. Según un informe publicado este lunes por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo, las 25 mayores empresas del sector armamentístico mundial hicieron caja el año pasado por un valor de 361.000 millones de dólares, un 8,5% más

PUBLICIDAD

La venta de armas tiene una salud de hierro. Según un informe publicado este lunes por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo, las 25 mayores empresas del sector armamentístico mundial hicieron caja el año pasado por un valor de 361.000 millones de dólares, un 8,5% más que el total alcanzado en 2018.

Las cinco primeras plazas de la lista tienen acento estadounidense y representan en su conjunto el 61% de las ventas mundiales. Las empresas europeas representan el 18% del mercado y las chinas el 16%. Estas últimas se han beneficiado del programa de modernización del Ejército del gigante asiático. Las rusas, que apenas rozan el 4%, se han visto perjudicadas por los recortes presupuestarios ordenados por el Kremlin.

Por vez primera, una empresa de Oriente Medio se ha colado en la lista. EDGE, con sede en los Emiratos Árabes Unidos, alcanzó el 1,3% de la ventas. Su ascenso refleja la voluntad regional de independizarse de los fabricantes extranjeros.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

España niega el permiso de escala a un buque con armamento para Israel

Benjamin Netanyahu espera "superar los desencuentros" con el presidente Joe Biden

El Kremlin presume de la captura de armas occidentales en Ucrania en una exposición en Moscú