Última hora
This content is not available in your region

El clamor de Merkel por los muertos de la Covid

euronews_icons_loading
Angela Merkel, canciller de Alemania
Angela Merkel, canciller de Alemania   -   Derechos de autor  Markus Schreiber/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Angela Merkel ha dado rienda suelta a su desesperación tras darse a conocer que Alemania registró este miércoles casi 600 muertes por Covid en 24 horas, su récord absoluto desde el principio de la pandemia. La canciller se mostró especialmente exasperada con las discusiones que se están produciendo en su país en torno a la fecha de comienzo de las vacaciones escolares: "Si los científicos casi nos suplican que limitemos los contactos antes de Navidad, ¿no habría que reconsiderar el inicio de las vacaciones escolares no ya el 19 sino el 16 de diciembre?, -preguntó al borde del llanto a los miembros del Ejecutivo- ¿Qué vamos a decir después, cuando miremos atrás y veamos que para una crisis de este tipo que se produce una vez por siglo no fuimos capaces de ponernos de acuerdo sobre estos tres días?"

'Si son las últimas navidades con los abuelos, habremos fracasado'

El Gobierno de Merkel ha dicho repetidamente que hay que reducir los contagios a un máximo de 50 casos diarios por cada 100.000 personas, mientras que la tasa actual es de 149. Una cifra que según la canciller hay que combatir con mayores restricciones: "Puede que interrumpir las clases presenciales no sea la solución, -ha dicho- pero entonces tenemos que idear otras posibilidades como la enseñanza a distancia, no sé. No son decisiones que me competan y no quiero interferir. Pero quiero dejar claro que si multiplicamos los contactos y por ello pasamos la última Navidad con nuestros abuelos, habremos fracasado".

De ejemplo a poco ejemplar

Relativamente ilesa durante la primera ola de coronavirus, Alemania impuso reglas de cierre mucho menos estrictas que otras grandes naciones europeas. El Gobierno central y los Ejecutivos de los 16 estados federados acordaron un paquete de restricciones en noviembre como cerrar ocio y cultura, pero mantener abierto el comercio y los colegios- que luego endurecieron -restricciones de aforo en tiendas- y prolongaron hasta principios de enero. Para Merkel las últimas cifras indican que esas directrices son claramente insuficientes.