Última hora
This content is not available in your region

COVID-19 | Comienza la distribución de las vacunas en EEUU, un desafío logístico descomunal

euronews_icons_loading
COVID-19 | Comienza la distribución de las vacunas en EEUU, un desafío logístico descomunal
Derechos de autor  Paul Sancya/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Comienza la complicada operación de distribución de las vacunas en Estados Unidos. La farmacéutica Pfizer se ha comprometido a entregar 100 millones de dosis de aquí al próximo mes de marzo. Más de 2 millones ya están en suelo estadounidense:

"Pensamos que en unas tres semanas, podremos entregar las vacunas a todos los proveedores según las indicaciones de los Estados", explica el general Gus Perna, jefe de operaciones encargado de la distribución.

Fabricadas en Bélgica, las vacunas son transportadas en avión hasta Chicago y desde allí serán redistribuidas por todo el país. Camiones especiales refrigerados con hielo carbónico y escoltados por el Ejército las llevarán hasta los centros que participan en la campaña de vacunación. Las autoridades sanitarias se muestran confiadas:

"Los datos de seguridad y eficacia disponibles avalan la autorización de la vacuna. Sus beneficios conocidos y potenciales superan sus riesgos conocidos y potenciales", explica el director de vacunas de la FDA, Peter Marks.

Si todo sale como previsto, este lunes se realizarán las primeras inoculaciones.

"Es algo muy positivo. Obviamente hemos estado esperando algún tiempo para obtener una vacuna, y ahora que finalmente la tienen significa que podremos volver a la normalidad, con suerte, dentro de un tiempo, dependiendo de cuánto se tarde en desplegar", afirma una joven residente en Brooklyn.

"Honestamente, confío en la ciencia, pero no me fío demasiado de la Administración que está al cargo ahora mismo. Así que cuando salgan de aquí, serán más dignas de confianza", añade otro neoyorquino.

La FDA autorizó la vacuna de Pfizer el pasado viernes, presionada por la Administración Trump y unos alarmantes datos de contagios diarios, que han roto varios récords de forma consecutiva.