Última hora
This content is not available in your region

El coronavirus continúa su imparable avance pese a las restricciones

euronews_icons_loading
El coronavirus continúa su imparable avance pese a las restricciones
Derechos de autor  Natacha Pisarenko/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Francia refuerza, desde este sábado, sus medidas contra el coronavirus en quince departamentos del este del país, donde la situación epidémica se ha degradado en las últimas semanas. Así, adelanta el toque de queda en dos horas y fija su inicio a las 18:00 horas. Pese a la gravedad de la situación, unas 2 500 personas asistieron a una fiesta ilegal de Año Nuevo en una localidad bretona, infringiendo las medidas del Ejecutivo.

El Reino Unido reactiva los hospitales de emergencia a medida que aumentan los contagios y mantiene cerradas las escuelas primarias. El personal sanitario se enfrenta a un número cada vez mayor de pacientes gravemente enfermos. Hay 613 nuevas muertes y, por cuarto día consecutivo, se han registrado más de 50 000 nuevos casos.

En Estados Unidos, el país más afectado por el virus en el mundo, acumulan más de 20 millones de contagios. La mitad de ellos se han registrado desde el pasado 9 de noviembre, en una prueba del drástico rebrote que vive el 'gigante norteamericano'.

En México, el día de Año Nuevo, decenas de personas hicieron cola en busca de botellas de oxígeno gratuitas en uno de los barrios más damnificados de Ciudad de México. La capital ha visto un aumento procupante de la propagación del virus y los hospitales están sometidos a una presión muy elevada.

"En los lugares autorizados se obtiene un precio fijo pero la cola es tan larga que a veces hay que esperar durante horas, incluso pagando. Entonces, la emergencia te hace tomar la decisión de ir a lugares privados, donde los precios para atender a tu paciente se duplican o triplican", declara Jorge Infante, pariente de una persona que contagiada de coronavirus.

BioNTech advierte del déficit de vacunas y critica el hecho de que la UE no haya pedido más dosis de su vacuna. Así, asegura que trabaja contrarreloj con su socio estadounidense, Pfizer, para aumentar la producción en medio de los temores de un "vacío" europeo por la falta de otras vacunas aprobadas.