Última hora
This content is not available in your region

El Reino Unido, contra las cuerdas por la nueva cepa del virus

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Una persona pasa ante una tienda cerrada en Escocia
Una persona pasa ante una tienda cerrada en Escocia   -   Derechos de autor  Andrew MIlligan/AP
Tamaño de texto Aa Aa

En un tiempo récord, la nueva cepa ultracontagiosa de la COVID-19, ha puesto al Reino Unido contra las cuerdas. El Gobierno de Boris Johnson impuso este lunes un nuevo confinamiento estricto, el tercero, tras registrarse otro récord de contagios, con casi 59.000 en un solo día.

El país vacuna a toda prisa. Desde este lunes también con dosis de AstraZeneca, la segunda vacuna autorizada tras la de Pfizer, pero sigue sin ser suficiente para ralentizar el avance del virus.

En una declaración televisada, el primer ministro alertó de que la nueva cepa, entre un 50 y un 70 % más contagiosa, se está propagando "de manera frustrante y alarmante". "Tenemos que hacer aún más -dijo-. Por eso, Inglaterra va a estar sometida a un cierre suficientemente duro como para contener esta variante. El Gobierno llama a la población, una vez más, a quedarse en casa".

21 días antes del colapso hospitalario

El Gobierno ha echado el cierre a Inglaterra después de que los expertos advirtieran de que, sin medidas drásticas, el sistema sanitario colapsará en 21 días. De hecho, ya no quedan camas en algunos hospitales, incapaces de hacer frente a un aumento del 50 %, en apenas semana y media, de los ingresos de enfermos de COVID-19.

Con este nuevo confinamiento, que estará en vigor hasta mediados de febrero, la población solo podrá salir a la calle para comprar lo esencial, buscar ayuda médica, hacer ejercicio o trabajar, si no queda más remedio. También cierran todos los centros educativos y se impone la enseñanza a distancia.

Escocia también decreta el confinamiento total

Escocia, que sigue su propia estrategia para combatir la pandemia, también impuso este lunes un confinamiento total de la región. En opinión de la ministra principal, Nicola Sturgeon, nunca la situación había sido tan grave como la actual.

"No es exagerado decir que estoy más preocupada por la situación que enfrentamos ahora que en cualquier otro momento desde marzo del año pasado -dijo Nicola Sturgeon-. _Un número creciente de casos significa que muchas más personas enferman y mueren. Todo eso explica por qué tenemos que actuar con rapidez y decisión". _

El Reino Unido ya ha vacunado a más de un millón de personas con dosis de Pfizer y ha encargado 100 millones de dosis de la de AstraZeneca. Sin embargo,por el momento, el virus, que ya ha dejado 75.000 muertos en el país, corre más rápido. Irlanda del Norte y Gales, las otras dos provincias británicas, ya se confinaron después de Navidad.