This content is not available in your region

Críticas al acuerdo de inversiones que la Unión Europea ha cerrado con China

Access to the comments Comentarios
Por Christopher Pitchers
euronews_icons_loading
Críticas al acuerdo de inversiones que la Unión Europea ha cerrado con China
Derechos de autor  Virginia Mayo/AP

La Unión Europea celebró Nochevieja felicitándose por el acuerdo de inversiones que acababa de cerrar con China, tras siete años de negociaciones.

Pero no todos están contentos. La futura administración estadounidense hubiera preferido una estrategia conjunta, y varios eurodiputados lamentan que no haga suficiente hincapié en la defensa de los derechos humanos.

Algunos se dicen incluso dispuestos a bloquear el acuerdo en la Eurocámara.

"El acuerdo de inversión UE-China ciertamente no es muy útil desde el punto de vista de la cooperación transatlántica porque el equipo entrante de Joe Biden indicó muy claramente que esperaba mantener algún tipo de consulta previa y los europeos respondieron con frialdad", explica Reinhard Bütikofer, eurodiputado de grupo de Los Verdes y presidente de la delegación encargada de las relaciones con China del Parlamento Europeo.

Algunos expertos creen probable que Joe Biden adopte un enfoque menos agresivo que el de su predecesor, Donald Trump, quien presionó mucho a Bruselas para que plantara cara al gigante asiático.

"Creo que la administración Biden va a tratar de empezar desde cero, y también que va a tratar de desarrollar una política de aliados, lo que implica trabajar con socios democráticos, empezando por Europa", afirma Jonas Parello-Plesner, de la Fundación Alliance of Democracies. "Creo que ambas partes están deseando trabajar juntas, particularmente para afrontar el lado autoritario del poder global chino".

Otra preocupación radica en la fiabilidad de China, que no siempre ha respetado sus compromisos en el pasado. Lo que podría convertirse en otro motivo para que Bruselas y Washington opten por unir fuerzas.

"La pregunta más importante es: ¿se puede confiar en China en este momento?", se pregunta Parello- Plesner. "China está intimidando a Hong Kong a pesar del acuerdo que alcanzó con Reino Unido para mantener intacto el sistema hasta 2047. China está intimidando a Australia a pesar de que tienen un acuerdo comercial. Mi esperanza sería que ahora, con la llegada de la administración Biden, haya más coordinación y que en el futuro se alcancen acuerdos desde una posición de fuerza conjunta".

El acuerdo debe ser ratificado por el Parlamento Europeo y por los Estados miembros a través del Consejo. Y no se descarta que el pacto pueda acabar por descarrilar. Lo que ilustraría, una vez más, la dificultad de lidiar con una superpotencia autoritaria que es a la vez un rival económico y un mercado lucrativo.