Última hora
This content is not available in your region

Precaución ante la variante británica del virus

euronews_icons_loading
Precaución ante la variante británica del virus
Derechos de autor  Jae C. Hong/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

En Holanda, los casos de COVID-19 caen por segunda semana consecutiva como consecuencia del confinamiento de dos semanas decretado a mediados de diciembre. El Gobierno, sin embargo, ha decidido prorrogar las restricciones ante la variante británica del virus.

"Las cifras no caen lo suficientemente rápido y ahora además estamos lidiando con la amenaza de la variante británica del virus. Esto es algo que nos preocupa mucho, viendo los alarmantes datos que nos llegan del Reino Unido e Irlanda" declaró Mark Rutte, primer ministro de los Países Bajos.

En el Reino Unido se han registrado mas de 45.000 nuevos contagios en las últimas 24 horas. Un preocupante incremento de casos que llevó a la ministra del Interior británica a advertir que "si la gente no acata las restricciones de la COVID-19 la policía tendrá que imponerlas".

"Si cada cual no cumple su parte, nuestros agentes de policía, que arriesgan sus propias vidas para mantenernos a salvo, harán que se cumplan las restricciones. Y los apoyaré para que puedan así proteger nuestro sistema de salud y salvar vidas", declaró Prite Pattel, ministra del Interior del Reino Unido.

Tanto el Reino Unido como los Países Bajos tienen acceso a las vacunas anti-Covid. Sin embargo, el Gobierno de Ucrania aún no tiene acceso a la vacuna y pide ayuda a la Unión Europea. La semana pasada, 13 Estados miembros de la UE instaron a Bruselas a ayudar a los vecinos del Este a vacunar a su población contra el virus.

La crisis sanitaria ha asestando un terrible golpe al empleo y la economía de los países de Europa.

En Italia, cientos de trabajadores del sector del turismo se concentraron en Roma.

"Hemos tenido una caida del 100%. Mi agencia lleva cerrada desde el 11 de marzo como tantas otras. Hablamos de decenas dy decenas de miles de euros menos de ingresos, q ue si los sumamos podrian representar millones de euros en pérdidas", decía Vincenzo Macaluso, propietario de una agencia de viajes.

Protestas también en Francia por parte de los representantes de gimnasios que han tenido que cerrar por las restricciones de la COVID-19, y que consideran que el Gobierno les ha olvidado.