Última hora
This content is not available in your region

El Reino Unido acelera su plan de vacunación mientras la UE espera las primeras dosis de Moderna

Por Euronews
euronews_icons_loading
Centro de vacunación de Epson, en el Reino Unido
Centro de vacunación de Epson, en el Reino Unido   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El Reino Unido sigue a la carrera contra el virus con su plan de vacunación, y ha abierto este lunes siete centros específicos para llevar a cabo esta labor. En los próximos días 600.000 personas de 80 y más de 80 años recibirán invitaciones en todo el país a centros como el de Epson, al oeste de Londres para ser vacunadas.

Mike Peddie, de 83 años, ha sido una de estas personas y llama al resto a seguir su ejemplo: "No es bueno que la tengamos si otros no la van a tener. Realmente no lo entiendo. Tenemos que seguir unidos y necesitamos las vacunas para ello".

Sin embargo no todo son buenas noticias en las islas británicas. La semana pasada, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, aprobó en la capital una declaración de "incidente mayor", el equivalente a un "estado de emergencia en España". Con los hospitales de la ciudad recibiendo cerca de 800 pacientes de coronavirus al día, en sistema de salud está al borde del colapso. Khan también pidió al primer ministro, Boris Johnson, que impusiese el uso obligatorio de mascarillas en lugares concurridos.

Con las residencias de accianos también sobrepasadas por la COVID-19, las vacunas no llegarán a tiempo. Los datos siguen empeorano y muchos siguen en primera línea. Eva Koffi es estudiante de tercero de Medicina y trabaja a media jornada en un centro para mayores: "Tuve un turno de fin de semana y estaba todo bien. Ya sabes, todo funcionaba perfectamente. La semana siguiente volví y cada uno de los nombres en la pizarra tenían una pegatina que decía que estaban todos infectados. Me quedé aterrorizada".

En otros países como Alemania y Francia, iban a recibir hoy sus primersas remesas de la vacuna de Moderna, la segunda aprobada por la Agencia Europea del Medicamento. Una luz verde que llega después de las críticas sobre el lento inicio de la campaña en el continente.

Al mismo tiempo, las autoridades están aumentando el seguimiento de las nueva cepa del virus. España y Francia confirmaron la presencia de esta variación en su territorio a finales de diciembre.