Última hora
This content is not available in your region

Reunión de paramilitares y amantes de las armas en vísperas de la toma de posesión de Joe Biden

euronews_icons_loading
Reunión de paramilitares y amantes de las armas en vísperas de la toma de posesión de Joe Biden
Derechos de autor  J. Scott Applewhite/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La sombra del asalto al Capitolio planea no solo sobre Washington. En muchas ciudades estadounidenses, las autoridades se han preparado para posibles protestas violentas reforzando la seguridad.

Desde Panteras Negras a supremacistas blancos

En Richmond, Virginia, las calles han sido tomadas por miles de activistas defensores de las armas. Grupos rivales, como los seguidores de Donald Trump o asociaciones antigubernamentales que solo coinciden en esto.

"Cuando aparecemos armados en estos actos no se meten con nostros. Si viniéramos aquí desarmados, habrían hecho cosas que no deberían", dice un activista.

También están por allí con sus armas en ristre miembros del movimiento de los Panteras Negras para celebrar su encuentro anual, reducida este año a causa de la pandemia.

Los Bogaloo Bois, extrema derecha antigubernamental o los supremacistas blancos de Proud Boys, junto a otros grupos paramilitares o neonazis en torno a edificios públicos en vísperas de la toma de posesión de Joe Biden.

"¿Seguridad en Estados Unidos? No tenemos problema. Esto es lo que mantiene seguro al país", dice este hombre enseñando su pistola.

Washington controlada por Guardia Nacional

Washington se ha blindado con 25.000 agentes de la Guardia Nacional, muchos desplazados desde otros estados como Misuri, Iowa, Minesota o Kansas.

Todas las precauciones son pocas para una ceremonia que se había previsto muy discreta desde hace tiempo por el coronavirus.

Los monumentos públicos han sido cerrados hasta después del traspaso de poderes.