Última hora
This content is not available in your region

Presidenciales en Portugal: ¿hasta dónde llegará la ultraderecha?

Por Pedro Sacadura
euronews_icons_loading
Presidenciales en Portugal: ¿hasta dónde llegará la ultraderecha?
Derechos de autor  Jose Targaryen, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
Tamaño de texto Aa Aa

"Quiero, en primer lugar, agradecerles esta iniciativa, que es la primera de este tipo en Portugal", dice André Ventura, líder del ultraderechista Chega!

Un autocine, cerca de Oporto, ha sido la solución de André Ventura para sortear la pandemia en esta campaña presidencial en Portugal.

Con su partido Chega! (Basta!), el líder y candidato apela a los votantes hartos del statu quo político, el desempleo y los problemas económicos. Y lo hace con el apoyo de miembros del partido, como José Lourenço, quien defiende su fuerte alternativa de derecha.

"Chega! podría convertirse en un éxito político tanto como podría fracasar. Podría tener un ascenso meteórico y luego caer en picado. Lo sabemos y no queremos que suceda", afirma José Lourenço, líder de Chega! en Oporto.

El partido antisistema ha ganado apoyo más allá de las fronteras de Portugal, llamando la atención de la líder de la Agrupación Nacional en Francia, Marine Le Pen, quien visitó Lisboa a principios de enero.

La política del partido es vista como antinmigración y xenófoba, algo que Chega! niega. Sin embargo, su aparente ascenso llega en un momento en que Portugal documenta una creciente violencia racial.

Un portugués originario de Senegal afirma haber recibido un mensaje con amenazas de muerte en su contra. Como activista antirracista, define a Chega! con varias etiquetas.

"Chega! son dos cosas. Una no excluye la otra. La xenofobia y el racismo son casi hermanos gemelos, usando un lenguaje médico. Siempre que hay xenofobia hay racismo y viceversa, ya que son conceptos apoyados por la idea de excluir a alguien", dice Mamadou Ba, líder de la ONG SOS Racismo.

¿Pero cuáles son las posibilidades reales de que Chega! domine el panorama político? El politólogo Carlos Jalali dice que la insatisfacción pública es una dimensión relevante a considerar junto con los votantes que son reacios a compartir públicamente sus opiniones.

"Sabíamos que existe esta insatisfacción latente, que no tenía cabida para encontrar un eco y que ahora, con Chega!, comienza a tenerlo, aunque el partido todavía representa solo el 1% del electorado en las elecciones legislativas. En el contexto actual parece muy poco probable que Chega! se convierta en una fuerza dominante en el sistema político. Será interesante ver si existe este efecto del tímido votante de Chega! Esto sucedió en las elecciones presidenciales estadounidenses", explica Carlos Jalali, politólogo, Universidad de Aveiro.

"¿Los votantes silenciosos votarán este domingo 24? Esa es la gran pregunta. Otro desafío al que se enfrenta esta elección es la pandemia, que también podría tener un impacto en quién y cuántas personas acuden a las urnas", cuenta Pedro Sacadura, enviado especial de Euronews.