Última hora
This content is not available in your region

Colas kafkianas debido a la pandemia

euronews_icons_loading
Colas kafkianas debido a la pandemia
Derechos de autor  Armin Weigel/ dpa
Tamaño de texto Aa Aa

Atasco y tremendas colas en la frontera entre Alemania y la República Checa. Los viajeros checos y trabajadores transfronterizos han tenido que esperar entre 3 y 4 horas este lunes en los controles de la frontera, especialmente en Baviera, ya que la República Checa está considerada zona de alta incidencia de coronavirus. Todo el que cruza la frontera debe presentar un test PCR negativo de menos de 48 horas.

Mi mujer no tiene la covid, pero ahora se ha cogido un tremendo catarro

"Llegamos a las 4 de la madrugada. Ya son las seis y media y todavía estamos aquí esperando. Así que no sé cómo irán las cosas, pero ya estamos más cerca" decía Jevgeni Striemilovski, trabajador transfronterizo en esta pequeña localidad de la región de Karlovy Vary. "Mi esposa estuvo ayer haciendo cola en el lado alemán de la frontera durante unas cuatro horas. Luego nos metimos en el coche para entrar calor. Pero ella estuvo pasando frío ahí fuera. Ella no tiene coronavirus, pero seguro que ahora ha cogido un buen catarro, así que no le veo la lógica a esto", concluye.

Pruebas PCR tres veces por semana

Los viajeros del lado checo, deben mostrar el resultado del test PCR directamente con el móvil. Un trámite que deben realizar dos o tres veces por semana.

"Esto no ha empezado bien. llevo en la cola para hacerme la prueba desde las 6 menos cuarto. en esta mañana nada agradable. Y en dos días tenemos que volver a hacerla, así que nos tocará volver a esperar", decía desde su coche Stepanka Novotna, trabajadora transfronteriza.

Colas, frío y controles kafkianos en la frontera

En la localidad de Strazny, en la frontera con Baviera, muchos hacen la cola con chubascos de nieve, a menos 5 grados...

"Es terrible, de hecho, si esto sigue así, creo que renunciaré a entrar en Alemania. Probablemente no me merezca la pena hacerme el test PCR 3 o 4 veces por semana, y encima después tener que esperar aquí hora y horas... No es posible", se lamenta Jaroslav Balvín, que trabaja del otro lado de la frontera checa.

En el estado federado de Sajonia, los requisitos de entrada son un poco más relajados y los viajeros solo tienen que hacerse la prueba dos veces por semana. Se estima que entre 35.000 y 60.000 personas de la República Checa viajan regularmente para trabajar en Alemania.