Última hora
This content is not available in your region

¿Cómo influye el Brexit a los pescadores europeos?

Por Isabel Marques da Silva  & adaptado por Ana Valiente
euronews_icons_loading
¿Cómo influye el Brexit a los pescadores europeos?
Derechos de autor  OLI SCARFF/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Bélgica es uno de los países de la UE que más está sintiendo el efecto del Brexit en temas de pesca. Antes de la retirada del Reino Unido, los pescadores belgas capturaban un 43% de su pescado en aguas británicas. Ahora, deberán reducir un 25% sus capturas en los próximos 5 años, tal y como se estipuló en el acuerdo comercial con el Reino Unido.

“Estamos acostumbrados a desembarcar nuestro pescado en los puertos británicos y a llevarlo en camión a las subastas belgas para su venta, pero eso es algo que, debido a la burocracia, ya no es posible organizar. Estamos buscando posibilidades y caladeros, tanto británicos como comunitarios que normalmente utilizamos más adelante en el año, porque no queremos correr el riesgo de quedarnos con nuestro pescado fresco en el Reino Unido”, señala Emiel Brouckaert, Director Ejecutivo de la asociación pesquera belga Rederscentrale.

Los británicos, por su parte, también se quejan de que el pescado se les echa a perder al no poder entregarlo a tiempo en algunos mercados europeos, por lo que afirman estar también decepcionados con el acuerdo de cuotas.

Según Barrie Deas, Jefe Ejecutivo, Federación Nacional de Empresas pesquera, “los pequeños vendedores de pescado están poniéndose de acuerdo para realizar sus compras de forma conjunta, pero se enfrentan a trabas burocráticas. La venta y exportación de pescado a la Unión Europea es uno de los problemas inmediatos al que se le suma la imposibilidad de intercambiar especies con otros países. De hecho, en referencia a algunas especies tendremos menos cuota en 2021 que en 2020”.

La política pesquera común europea (PPC) gestiona de forma conjunta las aguas territoriales de todos los miembros y establece cuotas de pesca a cada estado según las especies disponibles. Entre los países que más sufrirán la pérdida de derechos de pesca por el Brexit están, además de Bélgica, Irlanda, Dinamarca y los Países Bajos.

Las licencias provisionales de pesca en aguas del Reino Unido están en vigor para el primer trimestre. Pero este lunes, los Ministros de Pesca de la UE negocian las cuotas exactas de capturas durante 2021. También se discutirán algunas ayudas financieras.

“Se trata de encontrar un equilibrio entre la preservación de los caladeros y el bienestar de las comunidades pesqueras. Hay que aprobar también una reserva presupuestaria para ajustes al Brexit que ayude a mitigar los impactos en el sector pesquero y la piscicultura. Pero, no hay que olvidar que apoyar financieramente a estos asuntos, ya de por sí complejos, es ahora incluso más difícil por la pandemia”, afirma Ricardo Serrão Santos,Ministro de Pesca de Portugal.

La UE ha previsto al menos 5.000 millones de euros para ayudar a que unos 180.000 pescadores europeos puedan adaptarse a la nueva situación, buscando incluso nuevas vías profesionales.