Última hora
This content is not available in your region

Dura advertencia del Gobierno ruso a quienes se manifiesten para exigir la liberación de Navalni

euronews_icons_loading
Dura advertencia del Gobierno ruso a quienes se manifiesten para exigir la liberación de Navalni
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

"No salgan a protestar o se las verán con las fuerzas del orden". El Gobierno ruso no puede ser más claro sobre su visión de las manifestaciones para exigir la liberación del encarcelado líder opositor, Alexéi Navalni, protestas convocadas este domingo en decenas de ciudades de todo el país. Quienes violen las reglas de distancia sociales, serán sancionados... y además:

"Las unidades del Ministerio del Interior de Rusia y otros cuerpos de seguridad utilizarán todos los medios necesarios para garantizar el orden público en los lugares de eventos masivos. Además, alertamos de que se impedirá cualquier acción violenta contra los agentes o la negativa a obedecer sus órdenes legales", afirmaba en una rueda de prensa Irina Volk, portavoz del Ministerio del Interior ruso.

El domingo pasado decenas de miles de personas exigieron en todo el país la puesta en libertad del líder opositor. Hacía muchos años que no se veían en Rusia manifestaciones tan masivas y tan generalizadas. En los últimos días, la Justicia y la Policía han aumentado la presión sobre familiares y colaboradores de Navalni, que fue detenido nada más regresar a Rusia tras pasar cinco meses en Alemania recuperándose de un envenenamiento con el agente químico novichok. Navalni nunca lo ha dudado: "fue por orden de Vladímir Putin".

Tras su encarcelamiento, su fundación anticorrupción difundió un vídeo en el que mostraba el interior de un lujoso palacio construido a orillas del Mar Negro cuya propiedad atribuye al presidente ruso. Según el líder opositor, se pagó con fondos procedentes de la corrupción. El Kremlin afirma que no es propiedad de Putin y este sábado un oligarca amigo del presidente ha emitido un comunicado en el que asegura que solo suyo y no de Vladímir Putin.