Última hora
This content is not available in your region

Alta presión hospitalaria en Portugal debido al avance de la COVID-19

euronews_icons_loading
Alta presión hospitalaria en Portugal debido al avance de la COVID-19
Derechos de autor  Armando Franca/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Como muchos otros hospitales portugueses, el de Viseu, lleva semanas trabajando con sus recursos al límite. Según su director clínico, la cantidad de pacientes hospitalizados en enero se acercó al número global de 2020. El pasado 28 de enero, el centro registró el récord de 278 hospitalizaciones por coronavirus.

"Este es un escenario catastrófico en el que tenemos que tomar decisiones en tiempo real. En todo momento estamos adaptando la respuesta y creando soluciones inesperadas. Es una 'medicina de guerra'. Ya hemos tenido que utilizar recursos totalmente improvisados, como habilitar un pabellón deportivo de la ciudad para prestar sercicios hospitalarios", declara Eduardo Melo, jefe de servicio del Centro Hospitalario Tondela-Viseu.

La enfermería se transformó en unidad de cuidados intermedios con pacientes de COVID-19 en estado grave. Cuando comenzó la pandemia, los pacientes de coronavirus ocupaban una enfermería en la 7ª planta del hospital. El director clínico nunca pensó que tendrían que ocupar las demás plantas y otros servicios, como Cirugía, Ortopedia y Urología. Las enfermerías se han transformado en unidades de cuidados intermedios. Hace un año, el hospital tenía 8 camas de cuidados intensivos. Ahora, tiene 26.

"No sabemos cuánto tiempo podremos aguantar este nivel de presión porque la afluencia a los servicios de urgencias no disminuye", señala Eduardo Melo.

©
Euronews©

El hospital ha aumentado, de forma notable, la contratación de personal de enfermería y de auxiliares pero ya no hay más médicos disponibles en el país. Alemania está enviando apoyo aunque el director clínico todavía no sabe si el hospital recibirá médicos extranjeros.

"Sabemos que la integración de personas externas, y de otro país, con otro método de trabajo, también puede ser complicada. Nunca se trata de una situación fácil", afirma el director clínico, Eduardo Melo.

"Solicitamos una entrevista al Ministerio de Sanidad sobre la presión que sufren los hospitales portugueses y la ayuda extranjera. A pesar de nuestra insistencia, no obtuvimos ninguna respuesta", concluye Filipa Soares, corresponsal de Euronews en Portugal.