Última hora
This content is not available in your region

El inmenso dolor de Luís y Teresa en pleno azote de la pandemia en Portugal

euronews_icons_loading
El inmenso dolor de Luís y Teresa en pleno azote de la pandemia en Portugal
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En medio de la pandemia que se ceba con Portugal, hablamos con Luis y Teresa.

Luís perdió al que consideraba su gran pilar en la vida a principios de diciembre, y Teresa al que quería como a un segundo padre.

El padre de Luís no restistió a la COVID-19 tras varios días de lucha con problemas respiratorios, primero en casa y luego en el hospital. Sabía que algún día iba a tener que afrontar su muerte, pero nunca imaginó que no iba a poder estar a su lado, cogiéndole la mano en sus últimos momentos.

El dolor inmenso por no poder despedirse

"Fue un dolor inmenso no poder tocarlo, mirarlo, decirle adiós, no decirnos adiós el uno al otro", recuerda Luís Sousa. "No lo conseguimos. Este es un dolor que se va a quedar para siempre".

No se celebró ninguna ceremonia en la iglesia como sí hubiera habido si su padre hubiera fallecido por cualquier otra enfermedad. En el funeral al aire libre en el cementerio, solo familiares y algún amigo cercano. En su única oportunidad para decirle tanto.

"Sentí una fuerza dentro de mí y me dije a mí mismo: Voy a llevar a mis hermanos y voy a hablarle a mi padre", cuenta Luís. "Le diré adiós. Luego dije todo lo que tenía que decir, le agradecí todo lo que había hecho por mí, por mis hermanos, por todos nosotros, por mis hijos".

"Sentíamos la necesidad de hablar con Jorge, necesidad de despedirnos, de decirle algunas cosas, porque si no se hubiera tenido que hacer así, si la causa de su muerte hubiera sido otra, Jorge hubiera estado rodeado de una cantidad inmensa, gigantesca de amigos" sostiene Teresa Vieira, nuera del fallecido.

Luis y Teresa se apoyan mutuamente para sobrellevar su duelo. Con Portugal sumido en un estricto confinamiento, ni siquiera pueden tener a sus hijos tan cerca como quisieran.