Última hora
This content is not available in your region

Portugal, al borde del colapso sanitario, recibe ayuda de Alemania y Austria

Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Los hospitales portugueses, al borde del colapso
Los hospitales portugueses, al borde del colapso   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

La tensión entre la Comisión Europea y Astrazeneca parece ir relajándose después de que la farmeceútica se haya comprometido a entregar nueve millones más de las dosis acordadas durante el primer trimestre de 2021.

Dicha entrega se producirá además una semana antes de lo previsto, elevando la cifra total de dosis a los 40 millones, según confirmaba este domingo a través de las redes sociales la propia Ursula von der Leyen. La presidenta de la Comisión también informaba de la intención de Astrazeneca de contar con una mayor capacidad de producción dentro de Europa.

Con todo, estos 40 millones de dosis siguen siendo tan solo la mitad de lo acordado inicialmente con la empresa anglosueca, que se había comprometido a dotar de 80 millones a la Unión antes de que acabara el trimestre, desencadenando una batalla de acusaciones mutuas, con los contratos como armas y con El Reino Unido involucrado.

El pasado sábado Bruselas implantaba un sistema de control de exportaciones con la intención de evitar que, como sospecha, Astrazeneca venda a terceros países dosis fabricadas dentro de la Unión. La farmaceútica deberá ahora avisar antes de exportar.

Portugal, situación crítica

Todo esto en medio de una tercera ola cada vez más descontrolada en países como Portugal, cuyo sistema médico se ve desbordado estos días ante el gran número de contagios, con más de 850 pacientes en cuidados intensivos. Alemania ha enviado a este país tanto médicos militares como material, mientras que Austria, a través de su cancillerSebastian Kurz, anunciaba haber llegado a un acuerdo con Portugal para acogerá en sus UCI a pacientes lusos, de manera rápida y dejando a un lado la burocracia.

Y es que Portugal está cerca del colapso en varios de los escenarios relacionados con el COVID-19, como por ejemplo las funerarias. Las autoridades ponen mucha atención en que se respeten, ahora más que nunca, las distintas normas de seguridad.

"Hay que respetar las normas y utilizar los equipos de protección, no hay que bromear", recuerda Artur Palma, director de la funeria Velinho. "Algunas personas llevan dos pares de guantes, yo llevo tres. Son para riesgos de alta intensidad".

Con 303 muertes y 9.498 nuevos contagios solo en las últimas 24 horas y la tasa de nuevos casos más alta del mundo, Portugal ha reforzado también los controles fronterizos por tierra, mar y aire.