Última hora
This content is not available in your region

El BCE no perdonará la deuda europea, una iniciativa que Bruselas tampoco defiende

Access to the comments Comentarios
Por Redacción de Bruselas
euronews_icons_loading
La Presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde
La Presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde   -   Derechos de autor  FRANCISCO SECO/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Las restricciones impuestas para evitar que la pandemia empeore, están, por otro lado, aumentando el gasto público y provocando una profunda recesión en la eurozona. Con este contexto en mente, más de un centenar de economistas y políticos de toda Europa le piden al Banco Central Europeo que perdone la deuda pública de los países y les permita invertir esas cantidades en reconstrucción ecológica y social.

En un manifiesto impulsado por el economista francés Thomas Piketty señalan que, "con la condonación de la deuda, el BCE podría dotar inmediatamente a los países con medios para su recuperación ecológica, social, cultural y económica". Para algunos eurodiputados esta iniciativa implica cambiar los tratados y eso provocará divisiones.

"Hay mucha crítica hacia los estatutos del BCE, en referencia a sus limitaciones, y francamente hablando no creo que sea el debate adecuado ahora mismo. Hemos conseguido un gran logro con el préstamo de dinero para financiar el plan de recuperación europeo, por lo que agitar ahora la bandera roja de la cancelación de la deuda quizás no sea la idea correcta, si lo que queremos es seguir fomrntando la unidad entre los líderes políticos para poder seguir avanzando", explica Philippe Lamberts, eurodiputado belga, Los Verdes.

Lagarde desacredita el manifiesto

Quien tampoco está de acuerdo en que se perdone la deuda es la presidenta del BCE, Christine Lagarde, que ha declarado este lunes ante el Parlamento Europeo que la recuperación de Europa debería centrarse en la inversión.

"Aunque el apoyo fiscal es crucial en esta fase, debe estar orientado y centrado en las medidas que más favorecen el crecimiento económico. Con este telón de fondo, el innovador paquete de medidas de la UE para la recuperación debe aplicarse de forma que la UE y todos sus Estados miembros salgan de la crisis con estructuras económicas más fuertes y más cohesionadas", ha declarado Christine Lagarde, la Presidenta del Banco Central Europeo.

La cancelación de la deuda del BCE es técnicamente posible, pero sigue siendo complicada desde el punto de vista jurídico y político. Y aunque es un plan que cada vez parece más atractivo, es poco probable que encuentre consenso.