Última hora
This content is not available in your region

Caravana de migrantes | Panamá resguarda a miles de migrantes que intentan llegar a Estados Unidos

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro
euronews_icons_loading
Migrantes son recibidos por un oficial de la policía fronteriza panameño en la localidad de Bajo Chiquito en Darién, Panamá, el 10 de febrero de 2021.
Migrantes son recibidos por un oficial de la policía fronteriza panameño en la localidad de Bajo Chiquito en Darién, Panamá, el 10 de febrero de 2021.   -   Derechos de autor  AP / Arnulfo Franco
Tamaño de texto Aa Aa

La crisis migratoria centroamericana no empieza en Nicaragua u Honduras, comienza en la frontera entre Panamá y Colombia. Cada año, miles de migrantes cruzan la densa selva que divide a América del Sur con América Central, conocida como el Tapón del Darién.

Es una selva tropical llena de peligrosos animales y extremas condiciones climáticas. Además de bandas criminales y paramilitares. Pero los caminantes se enfrentan a todo aferrándose al sueño de llegar a Estados Unidos. Un mejor futuro para sus hijos es la gasolina para sus pies.

"Mi felicidad será completa cuando llegue a Estados Unidos", suspira Ahmed Kabeer, un sudanés que cuenta que tres de sus compañeros de viaje en el trayecto.

Una gran parte de los migrantes proviene de Haití y Cuba, y de diferentes países de África. Inclusive de Afganistán y Siria. Recuperan fuerzas en los diferentes campamentos ubicados a lo largo de la frontera, en el lado panameño en la provincia del Darién. El Gobierno y la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) asisten a los migrantes mientras se preparan para recibir otra caravana en los próximos días.

A principios de febrero, unas 1.250 personas, entre ellas 89 niños, estaban apostadas en los campamentos. Más de 47.000 personas han cruzado la selva del Darién desde 2017, pero se espera que las cifras se reduzcan a menos de 6.500 migrantes en 2021 debido a la pandemia de coronavirus, según las estadísticas oficiales.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha advertido el riesgo físico y psicológico del trayecto, sobretodo para los menores. En cuatro años más de 6.200 niños han cruzado la selva del Darién y la tendencia va en aumento.

Editor de vídeo • Blanca Castro