Última hora
This content is not available in your region

Día Internacional de la Mujer: ¿Quiénes son las prisioneras políticas bielorrusas?

Las periodistas Katsiaryna Andreyeva, a la derecha, y Daria Chultsova en la jaula de los acusados en Minsk, Bielorrusia, el pasado 18 de febrero.
Las periodistas Katsiaryna Andreyeva, a la derecha, y Daria Chultsova en la jaula de los acusados en Minsk, Bielorrusia, el pasado 18 de febrero.   -   Derechos de autor  AP/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Las periodistas bielorrusas Katsiaryna Andreyeva, de 27 años, y Darya Chultsova, de 23, estaban informando sobre una protesta antigubernamental desde un apartamento del centro de Minsk cuando la policía irrumpió en el piso.

Las dos reporteras fueron detenidas el 15 de noviembre del año pasado mientras retransmitían los enfrentamientos entre manifestantes y agentes de las fuerzas de seguridad, según reportes de la agencia de noticias AP.

Andreyeva y Chultsova fueron condenadas el mes pasado a dos años de cárcel por "organizar acciones que violan el orden público", según el mismo informe.

"El delito se cometió con la ayuda de teléfonos móviles, cámaras de vídeo, un trípode y chalecos con la inscripción Press", según una declaración del fiscal estatal citada por el grupo opositor Consejo de Coordinación.

Las periodistas negaron haber cometido ningún delito y dijeron que se limitaban a hacer su trabajo.

"Estas penas de prisión son una persecución política pura y dura", ha declarado el Comité para la Protección de los Periodistas en un comunicado.

"No están condenados sin motivo. Tienen una acusación, hay una vista judicial", declaró a la prensa el ministro de Información bielorruso, Igar Lutsky.

38 mujeres entre los 269 presos políticos de Bielorrusia

Andreyeva y Chultsova no son casos aislados. Se calcula que a fecha del 7 de marzo había 269 presos políticos en el país, según el Centro de Derechos Humanos Viasna. Según el opositor Consejo de Coordinación para la Transferencia de Poder, 38 de ellos eran mujeres.

"Entre ellos hay activistas de derechos humanos, músicos, profesores, estudiantes, periodistas. Hoy en día, todo el mundo en Bielorrusia puede convertirse en un preso político", dijo el grupo opositor a Euronews.

Julia Mickiewicz, miembro del Consejo de Coordinación, fue condenada el año pasado a 15 días de prisión por participar en "protestas ilegales" y ahora ha sido puesta en libertad.

"El juicio no fue un verdadero juicio", dijo a Euronews. "Fue más bien un circo".

"El motivo oficial de mi detención fue que participé en estas marchas", dijo.

"Pero durante los interrogatorios, comprendí que la verdadera razón por la que me detuvieron fue por mi posición activa en el grupo feminista del Consejo de Coordinación".

"Me hicieron muchas preguntas sobre mi actividad y mis conexiones, tratando de encontrar nombres", continuó Mickewiecz.

Añadió que el interrogatorio duró muchas horas, sin que se le permitiera recibir asesoramiento de su abogado.

Condiciones de detención de la "era soviética"

"Las condiciones en las cárceles bielorrusas no son muy diferentes de las de la época soviética", dijo Mickzwiecz a Euronews. "El sistema se basa en la tortura y la violencia -física o psicológica-", dijo la activista.

"Amenazaron a mi familia cuando me negué a responder a sus preguntas", recordó, y añadió que nunca le permitieron acostarse -ni de día ni de noche- y que la mantuvieron sentada en un banco metálico muy incómodo.

Aunque los detenidos tienen teóricamente derecho a salir a pasear durante 15 minutos cada día, Mickzwiecz dijo que sólo le permitieron caminar dos veces en sus 15 días de detención.

El retrete no era más que un agujero en el suelo en medio de una pequeña celda que compartía con otras siete mujeres, la mayoría de ellas también presas políticas, dijo la activista.

Mickzwiecz dijo a Euronews que lo que la sostuvo a través de este calvario fue la "hermandad" con sus compañeras de prisión.

"Nos apoyamos mutuamente", dijo, compartiendo todo, incluso la ropa.

Mickzwiecz añadió que también organizó talleres sobre igualdad de género con otras reclusas.

Papel protagonista de las mujeres en el movimiento de oposición bielorruso

Las mujeres han desempeñado un papel fundamental en el movimiento de oposición democrática de Bielorrusia, con su líder Sviatlana Tijanovskaya como emblema. Recientemente Tijanovsaya ha declarado su decepción por el tibio papel de la UE.

Heikki Saukkomaa/Lehtikuva
Svetlana Tijanovskaya en Finlandia a principios de este mes de marzo haciendo campaña por la oposición de su país.Heikki Saukkomaa/Lehtikuva

Las protestas comenzaron en agosto de 2020 cuando Alexander Lukashenko se adjudicó su sexto mandato como presidente en unas elecciones empañadas por las acusaciones de fraude generalizado, dentro y fuera de Bielorrusia.

Tijanovskaya, la principal contrincante de la oposición en la votación, se vio obligada a abandonar el país bajo la presión de las autoridades.

El gobierno de Lukashenko ha reprimido con dureza las protestas postelectorales, la mayor de las cuales atrajo hasta 200.000 personas.

Más de 30.000 personas han sido detenidas desde el inicio de las manifestaciones, y miles han sido golpeadas, según grupos de defensa de los derechos humanos.

Mickiewicz declaró a Euronews que las mujeres siempre han desempeñado un papel activo en Bielorrusia. "Pero antes no era tan visible porque vivimos en una sociedad patriarcal".

Dijo que las protestas dieron a las mujeres bielorrusas la oportunidad de hacerse más visibles y "mostrar nuestra fuerza, nuestra capacidad de ser muy activas políticamente y actuar como representantes de la sociedad civil".

"A diferencia de lo que se ve en los periódicos, no fue sólo que las mujeres iniciaran estas acciones porque defendieran a hermanos o maridos que fueron brutalmente detenidos. Sí, por supuesto, pero no sólo. También era muy importante para nosotras defender nuestros derechos", dijo a Euronews.

"Fueron realmente las mujeres las que iniciaron estas cadenas de solidaridad contra la violencia", señaló.

Mickiewicz dijo que todavía existe un estigma por parte de las autoridades contra las mujeres que participan en las protestas "en lugar de ser buenas madres y esposas".

"Luchar contra el régimen de Lukashenko significa también luchar contra el patriarcado como sistema."

'Mujeres valientes'

El Parlamento Europeo concedió el Premio Sájarov 2020 a la oposición democrática de Bielorrusia representada por el Consejo de Coordinación, que el organismo de la UE calificó de "iniciativa de mujeres valientes".

Un amigo de Chultsova dijo al Consejo de Coordinación: "Ella entendía el riesgo que suponía para un periodista, pero fue de todas formas".

"Incluso el día antes de la corriente del 15 de noviembre, le pregunté si tenía miedo. Darya dijo que sólo ella y Katsiaryna podían ir a hacer este trabajo. Y fueron".