Última hora
This content is not available in your region

Suiza prohibe el burka en el espacio público tras una consulta popular

euronews_icons_loading
Suiza prohibe el burka en el espacio público tras una consulta popular
Derechos de autor  Peter Klaunzer/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La votación que prohíbe cubrirse la cara en lugares públicos en Suiza ha dividido al país, ya que sólo el 51,2% de los votantes ha apoyado la medida.

Los que están de acuerdo con la prohibición del burka afirman que se trata de salvaguardar la cultura suiza, los que están en contra la tachan de islamófoba y sexista.

Andrea Caroni, miembro del Consejo Nacional por el partido liberal FDP:

"Tenemos un país muy inclusivo, tenemos los medios para acoger a las personas e integrarlas en nuestra sociedad. También tenemos los medios para vigilar a las personas que no cumplen las normas. Pero este tipo de soluciones falsas a problemas falsos, en los que se elige a unas cuantas mujeres inofensivas y se les dice qué ropa deben llevar. Espero que eso se acabe. "

Walter Wobmann, miembro del Consejo Nacional por el partido popular suizo SVP:

"En general, por supuesto, se trata del velo. En nuestra cultura, se muestra la cara, porque el velo quita la personalidad de la persona que se cubre. Eso no tiene cabida en nuestra cultura. Va en contra de nuestros valores básicos, de nuestro sistema social."

Aunque en Suiza son pocas las mujeres que llevan el velo integral y muchas de las que se ven por las calles suelen ser turistas, la votación ha suscitado un gran debate y se suma a prohibiciones similares en otros países europeos.

Isabelle Pasquier-Eichengerger, miembro del Consejo Nacional por el Partido Verde:

"En Suiza, tenemos la suerte de poder proponer nuevas leyes y hacer que se inscriban en la Constitución, pero esto debería hacerse para cosas que merecen la pena. Aquí estamos votando una ley que concierne quizás a treinta mujeres. Eso es realmente un uso idemagógico de este derecho democrático y es en ese sentido que lo denunciamos. ".

Los grupos musulmanes han condenado la votación y han prometido impugnarla.