Última hora
This content is not available in your region

Tenso silencio en Buckingham tras las acusaciones de racismo de los duques de Sussex

euronews_icons_loading
Tenso silencio en Buckingham tras las acusaciones de racismo de los duques de Sussex
Derechos de autor  Kirsty Wigglesworth/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Tras el Megxit, ¿el Megate? Es lo que se preguntan, sin duda, muchos británicos, tras las repercusiones de la entrevista ofrecida por los duques de Sussex a su amiga, la influyente periodista, Oprah Winfrey.

"Les preocupaba lo oscura que podría ser la piel de mi hijo cuando naciese".

Esta y otras declaraciones lapidarias de Meghan Markle sobre la actitud de la familia real británica con ella y su marido el príncipe Enrique hacen correr ríos de tinta, La duquesa de Sussex confiesa que incluso pensó en suicidarse al sufrir hostigamiento psicológico.

Cuando se incorporó más tarde a la entrevista, el príncipe Enrique confirmó que la conversación giró en torno a "qué aspecto iban a tener los hijos" que tuviera con Meghan, que es mestiza y con raíces afroamericanas, pero se negó a dar más detalles al respecto.

"Es una conversación de la que nunca voy a hablar", afirmó Enrique, quien agregó que fue "chocante".

Enrique. hijo menor del futuro rey de Inglaterra, echó más leña al fuego asegurando que habían abandonado el Reino Unido "en gran parte" por el racismo.

Los laboristas piden una investigación

Las reacciones han sobrepasado la esfera de la prensa rosa para llegar al terreno político.

El líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, fue contundente al calificar de "muy muy graves" las alegaciones de Enrique y Meghan y pedir una investigación al respecto.

"Esto es más grande que la familia real. Durante demasiados años hemos desdeñado estas cuestiones y hemos estado dispuestos a dejarlas de lado".

Agregó que la denuncia "es un recordatorio de que demasiada gente sufre racismo en el Reino Unido del siglo XXI", por lo que hay que tomarlo "muy seriamente".

Otra diputada del mismo partido laborista, Kate Green, opina "el palacio de Buckingham está reflexionando detenidamente en cómo reaccionar y la opinión pública está expectante, pero no hay excusas bajo ninguna circunstancia para el racismo, y pienso que es importante que se tomen medidas para investigar estas declaraciones realmente chocantes".

Por el contrario, el primer ministro británico, Boris Johnson, optó por la discreción y contestó con un "no comment" a todas las preguntas que le formularon al respecto los periodistas en una rueda de prensa sobre el coronavirus.

"Tengo la mayor admiración por la reina y por el papel unificador que desempeña", se limitó a decir el líder conservador.

En la entrevista con Oprah Winfrey , los duques de Sussex añaden que también tomaron la decisión de abandonar la familia real británica y exiliarse a Estados Unidos por la presión de los tabloides a los que Enrique acusó de dar una información "inherentemente corrupta, racista o prejuiciosa" y lamentó que nadie en el seno de la monarquia les defendió.

La gente de la calle está a la espera como explica una mujer entrevistada.

"Hay muchas reacciones tras la entrevista pero no sabemos lo que ha pasado. Debemos esperar para saber si estas acusaciones se confirman pero hasta que se hayan pronunciado los dos bandos, no sabes realmente que aconteció".

La reina Isabel II, alabada por Meghan

La actuación de la reina Isabel II y de su marido el príncipe Felipe, fue alabada, por Meghan Markle quien destacó que la soberana siempre le brindó su apoyo.

Los comentaristas más afines a la Firma, como se conoce en el Reino Unido a la familia real, son los únicos que se atreven a salir al contraataque. Emily Nash, especialista en monarquía en la revista 'Hello' lamenta los daños causados.

"Creo que es muy perjudicial para una institución que se enorgullece de liderar la Commonwealth, de dar la bienvenida a jefes de estado de todo el mundo y que ha hecho mucho en términos de obras de caridad. Por ejemplo el Príncipe de Gales con su fundación ha hecho mucho por los jóvenes de color. Y pienso que están todos absolutamente devastados y desestabilizados por estas acusaciones ".

Por el momento, en Palacio reina el silencio haciendo gala de la máxima que rige la vida de los Windsor desde la Reina Victoria, "Never complain, never explain", "Nunca te quejes, nunca te expliques".

Una regla que transgredió la trágicamente desaparecida princesa Diana, madre del principe Enrique; lo que desencadenó su divorcio del heredero de la corona Carlos de Inglaterra.