Última hora
This content is not available in your region

Bulgaria suspende el uso de la vacuna de AstraZeneca y varios países europeos retiran lotes

euronews_icons_loading
Lotes de vacunas de AstraZeneca
Lotes de vacunas de AstraZeneca   -   Derechos de autor  AP / Carlos Osorio
Tamaño de texto Aa Aa

Después de Dinamarca, Noruega e Islandia, ahora es Bulgaria que suspende el uso de la vacuna de AstraZeneca como medida de precaución. Esto ocurre luego de que se hayan reportado casos de trombos días después de recibir el fármaco.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue respaldando la vacuna de la farmacéutica británica y recuerda que no se ha demostrado la relación entre la vacuna y los incidentes.

"AstraZeneca es una vacuna excelente, al igual que las otras vacunas que se están utilizando. Y como he dicho, hemos revisado los datos sobre las muertes. Hasta la fech a no se ha demostrado que alguna de las muertes haya sido causada por la vacunación. Así que es muy importante entender que, sí, debemos seguir utilizando la vacuna de AstraZeneca", expresó la portavoz de la OMS, Margaret Harris.

Otros países, como Italia, Austria o Luxemburgo han dejado de utilizar parcialmente Astrazeneca. Sólo han suspendido el uso de lotes específicos relacionados con posibles efectos secundarios.

Las vacunaciones se interrumpieron bruscamente en un centro de la ciudad italiana de Cosenza, después de que la agencia farmacéutica italiana emitiera una prohibición cautelar a un lote concreto de vacunas de AstraZeneca.

Después de que varios países europeos hayan paralizado la vacunación con el preparado de la farmacéutica AstraZeneca por una treintena de episodios de trombos sanguíneos, la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) aseguró este viernes que no hay evidencia de que en España haya causado los mismos problemas, por lo que "sus beneficios continúan superando los riesgos" y puede seguir administrándose.

Las regiones españolas han inoculado ya 814.278 dosis de esa vacuna, 44.863 en las últimas 24 horas, sin que se hayan notificado efectos secundarios graves, según los datos difundidos este viernes por el Ministerio de Sanidad.

Austria también ha suspendido el uso de algunos lotes de Astrazeneca aunque el canciller, Sebastian Kurz, apoya su uso. Sin embargo tiene una mayor preocupación: denuncia supuestos "contratos secretos" entre países de la UE y farmacéuticas para recibir más dosis de las que les corresponden según la normativa de la Unión Europea.

"El envío de las dosis no se hace en función de las estadísticas de población. Al parecer, también está previsto que esto se agrave en los próximos meses y que aumenten las diferencias entre los Estados miembros. Si se observa todo esto, da la impresión de que Malta, por ejemplo, recibiría tres veces más dosis de vacunas per cápita que Bulgaria a finales de junio", señaló Kurz.

El temor por la vacuna de Astrazeneca llegó hasta Tailandia. El primer ministro Prayuth Chan-ocha debía recibir la primera dosis en directo por televisión y ante decenas de periodistas pero se arrepintió en el último momento.