Última hora
This content is not available in your region

Afganistán | Destrucción y muerte en Herat tras un ataque con coche bomba

euronews_icons_loading
Afganistán | Destrucción y muerte en Herat tras un ataque con coche bomba
Derechos de autor  Hamed Sarfarazi/Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Parece la imagen de una población bombardeada, pero esta destrucción es el resultado del brutal atentado ocurrido el viernes por la noche en la ciudad afgana de Herat. La explosión de un coche bomba dejó al menos ocho muertos y más de medio centenar de heridos, la mayoría civiles. Numerosas viviendas han quedado reducidas a escombros.

Herat es una de las ciudades más grandes de Afganistán. Sigue bajo control del Gobierno, pero está rodeada de zonas rurales en las que los combates entre fuerzas afganas causan estragos. Aunque el atentado no ha sido reivindicado, las autoridades acusan a los talibanes. Estos no han confirmado ni rechazado su responsabilidad en el ataque.

Al hospital de Herat han ido llegando las víctimas. Entre los muertos, un policía, así como tres niños, dos mujeres y dos hombres. Entre los heridos, algunos en estado crítico, hay una veintena de mujeres y nueve niños.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, "condenó enérgicamente este ataque terrorista", que prueba una vez más que la los insurgentes carecen de voluntad para "resolver la crisis actual de forma pacífica, desperdiciando la oportunidad actual de paz", lamentó en un comunicado.

Tras la firma del acuerdo de paz con Estados Unidos en febrero del año pasado en Doha, los talibanes redujeron sus atentados en áreas urbanas pero continuaron con los ataques en áreas rurales y en las afueras de las ciudades.

La mayoría de las víctimas de los ataques selectivos son civiles, incluidos activistas de derechos, intelectuales y periodistas.

El aumento de la violencia se producen mientras tienen lugar en Doha las conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los talibanes, que comenzaron el pasado septiembre y buscan poner fin a casi dos décadas de guerra en Afganistán.