Última hora
This content is not available in your region

Bolivia | "No hubo golpe de Estado" dice Jeanine Áñez tras su detención por sedición y terrorismo

Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, tras su detención
La expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, tras su detención   -   Derechos de autor  Juan Karita/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

"No hubo golpe de Estado". Así lo ha asegurado la expresidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, a su llegada a La Paz tras ser detenida por los cargos de sedición y terrorismo.

La exmandataria, que llegó al poder en noviembre de 2019, tras la renuncia de Evo Morales, fue detenida este viernes en la localidad de Trinidad, en el departamento amazónico de Beni. También fueron detenidos dos exministros y hay órdenes de aprehensión contra otros miembros del antiguo ejecutivo, así como exjefes militares y policiales.

El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, niega cualquier tipo de persecución política.

"Somos muy claros que nosotros no estamos realizando ningún tipo de persecución política. Nosotros no nos inventamos ni amedrentamos a los que piensan diferente. Estos procesos ya estaban iniciados en nuestro país. La justicia está siguiendo su curso como corresponde dentro de los plazos establecidos por la ley y creemos que debe continuar así", afirmó.

El expresidente Evo Morales ha reclamado en un tuit que se "investigue y sancione a los autores y cómplices de la dictadura que saqueó la economía y atentó contra la vida y la democracia en Bolivia".

AFP
Tuit de Evo MoralesAFP

Añez era vicepresidenta segunda del Senado cuando, al activarse el mecanismo sucesorio, le correspondió asumir la Presidencia de Bolivia, con el país envuelto en una ola de violencia y más tarde sacudido por otra crisis más grave, la provocada por la pandemia.

La represión sangrienta de las protestas en la refinería de Senkata en la ciudad de El Alto y otros hechos de violencia son los sucesos por los que ahora la justicia boliviana le pasa factura como principal responsable.