Última hora
This content is not available in your region

Las grietas por las que florece el arte

Por Luca Palamara
euronews_icons_loading
Una corrala artística en Turín
Una corrala artística en Turín   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El arte en el rellano de la escalera... en tiempos de pandemia. En Italia, las zonas comunes de este edificio en un popular barrio multiétnico de Turín se han conertido en una galería de arte contemporáneo.

La idea se le ocurrió a dos artistas que viven aquí conocidos como el colectivo de Coniglio Viola o Purple Rabbit. Un conejito violeta que ha dado nueva vida a esta corrala que estuvo durante décadas en estado de abandono.

Una corrala con mucho arte

"Les propuse a los demás residentes y copropietarios utilizar las áreas comunes del edificio y ponerlas a disposición de jóvenes artistas a los que invitar en residencia artística, para convertir el edificio en museo y abrirlo a la ciudad.", explica Brice Coniglio, artista promotor de este proyecto.

"Vivo en este edificio desde hace poco más de un año y el proceso de regeneración iniciado por Brice ya había comenzado. Y esa fue una de las razones por las que decidí venir aquí. Cuando abro la puerta de mi casa y bajo las escaleras, me encuentro con obras de arte", puntualiza Luisella Carnelli, residente de este edificio.

Decisiones democráticas y estéticas

"Si la gente no puede ir a museos y galerías para disfrutar del arte, ¿por qué no llevar el arte a la gente, literalmente hasta la puerta de su casa? Algunos artistas que viven en este edificio decidieron que era buena idea alegrar el vecindario y hacer que sus vidas fueran más llevaderas durante la pandemia".

Después de un concurso público a nivel internacional, el colectivo recibió hasta 400 solicitudes de artistas de todo el mundo. Un comité formado por los mismos residentes seleccionó a los artistas que más gustaron para crear la exposición "Buen vecindario" que se inauguró en noviembre pasado.

Hacer que la creación sea compatible con la pandemia

"En un momento muy difícil, donde todos teníamos que permanecer encerrados en nuestras casas, quisimos que la exposición 'Buen vecindario' fuera un lugar acogedor y de belleza, y por lo tanto, de arte", sintetiza Brice Coniglio, comisario de esta exposición y residencia artística.

Mientras que las visitas de todos los demás museos de Italia se hacen de forma virtual, este es el único que puede visitarse en persona durante la pandemia y está inspirando proyectos similares en Italia y Europa.

Desde Turín, Luca Palamara para Euronews

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Voz y texto en español)