Última hora
This content is not available in your region

Esperanza para el acuerdo nuclear con Irán

Por Nima Ghadakpour  & Aïda Sanchez Alonso
euronews_icons_loading
Diplomats of the EU, China, Russia and Iran at the start of talks at the Grand Hotel in Vienna on April 6, 2021
Diplomats of the EU, China, Russia and Iran at the start of talks at the Grand Hotel in Vienna on April 6, 2021   -   Derechos de autor  AFP PHOTO / EU DELEGATION IN VIENNA / LARS TERNES
Tamaño de texto Aa Aa

Aún hay esperanza para el acuerdo nuclear con Irán. Estados Unidos se ha sentado en la mesa de negociaciones y está dispuesto a volver al acuerdo del que Donald Trump decidió retirarse hace tres años. La Unión Europea ha vuelto a tomar la delantera en las negociaciones pero la llegada de Joe Biden a la presidencia ha facilitado el movimiento.

Los analistas políticos creen que el principal objetivo de Washington es acelerar la recuperación economica. "Joe Biden está enfocado en la economía nacional estadounidense, en ayudar al país a recuperarse después de la pandemia. Y lo último que quiere es una crisis nuclear con Irán. Así que creo que para él es una prioridad importante”, ha asegurado Barbara Slavin, directora de la Iniciativa para el Futuro de Irán en el Consejo Atlántico.

Además, el presidente iraní dejará su puesto en dos meses. Lo que puede provocar que llegue al poder una facción más dura y que se oponga al acuerdo. Pero la crisis económica en Irán hace que poner fin a las sanciones sobre el país sea de interés nacional. "Este es un acuerdo importante para Irán, y creo que va más allá de las facciones. El líder supremo no estaba entusiasmado con él, pero dio su apoyo. Lo que significa que no es algo que los designados como de línea dura puedan poner en peligro. La pregunta es si ambas partes pueden volver al cumplimiento total antes de las elecciones iraníes. Y eso podría ser un poco difícil. Solo quedan pocos meses”, ha apuntado Slavin.

Parece que, una vez más, Estados Unidos tiene la última palabra en las negociaciones. Pero China también tiene un papel importante. Hace una semana cerró un acuerdo de cooperación que prevé inversiones chinas en Irán por valor de 400.000 millones de euros. "Es una alfombra roja para la diplomacia estadounidense. De hecho, el papel de liderazgo siempre se les ofrece a los estadounidenses. Pero justo después, tenemos un elemento sorprendente en esta negociación. China ha usado su poder para forzar que el negociador iraní se una a la reunión”, ha defendido el investigador de la Universidad Libre de Bruselas, Majid Golpour.

La UE es la principal coordinadora de las conversaciones de Viena. Fue el servicio exterior europeo que el que tomó la iniciativa, hace dos décadas, de iniciar las conversaciones nucleares con Irán. Y el acuerdo con Teherán fue uno de los mayores logros de la diplomacia europea.

"Hay mil capas en estas negociaciones. De hecho, la soberanía estratégica, que tanto le gusta a la UE, se está poniendo a prueba. Hoy es el mejor momento para que el Alto Representante de la UE, Josep Borell, muestre el liderazgo europeo no solo para el acuerdo nuclear sino también para la región”, ha insistido Golpour.

La próxima reunión de la comisión del acuerdo nuclear se realizará el próximo viernes, pero el pacto no va a llegar tan fácilmente.