Última hora
euronews_icons_loading
Primer viernes de Ramadán en la explnada de las mezquitas en Jerusalén

Primer viernes de Ramadán, en Jerusalén, bajo la estricta vigilancia del Ejército israelí que controla a los fieles que acuden al recinto de Al Aqsa, tercer lugar más sagrado de la religión musulmana ya que según la tradición Mahoma ascendió a los cielos desde ella.

Controles en la principal puerta de acceso a la Explanada de las Mezquitas, la llamada Puerta de las Basuras, y desde lo alto de las murallas construídas en el siglo XVI por el sultán otomano Solimán el Magnífico.

Este año, el Estado hebreo, que ocupa la Ciudad Vieja desde 1967, ha permitido que acudan musulmanes de Israel y de localidades de Cisjordania ocupada. Las autoridades religiosas calculan que unas 70.000 personas participaron en los rezos de este viernes, menos que en otros años, pero muchos más que el año pasado cuando la pandemia estaba en su punto álgido y se cerró el acceso a la explanada.

Al finalizar las oraciones de este primer viernes del mes más sagrado para los musulmanes, y a causa de las temperaturas qua ya rozan los 30 grados en la ciudad tres veces santa, se roció con agua a los presentes para regozijo de los más jovenes.