Última hora
This content is not available in your region

La primera propuesta europea para regular la Inteligencia Artificial

euronews_icons_loading
A live demonstration uses artificial intelligence and facial recognition in dense crowd
A live demonstration uses artificial intelligence and facial recognition in dense crowd   -   Derechos de autor  DAVID MCNEW/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Lejos de las imágenes de robots futuristas, la Inteligencia Artificial está detrás de muchas de las tecnologías que usamos hoy en día. Este miércoles, la Comisión Europea presenta su primera propuesta legislativa sobre Inteligencia Artificial. Pero ha estado financiando proyectos que integran IA durante años.

HumanITcare es uno de ellos. Esta plataforma médica recopila datos de pacientes, como la presión arterial o la frecuencia cardíaca, a través de diferentes dispositivos como pulseras inteligentes u oxímetros. Envía una alerta cuando algo va mal, pero cualquier decisión siempre la toma un médico.

“La inteligencia artificial ayuda porque las alarmas que la plataforma proporciona a los médicos se basan en aprendizajes sobre las enfermedades de los pacientes. Las alarmas no solo les avisan de un dato irregular sino también información sobre lo que está sucediendo y una vez que entran a la plataforma pueden ver cómo están funcionando estos valores y son los médicos los que pueden tomar sus propias decisiones”, explica su cofundadora Núria Pastor.

La IA permite a las máquinas analizar y aprender del entorno y tomar decisiones para alcanzar objetivos específicos. Pero tiene riesgos. Por ejemplo, el control de la ciudadanía, algo que ya aplica China. También puede ayudar aumentar la eficiencia de algunas tareas, como el cribaje de curriculums, pero puede reproducir sesgos ya existentes, como los basados en el género o la raza. Para evitarlos, la Eurocámara quiere que la supervisión humana siempre sea una opción.

"La Inteligencia Artificial tiene que tener siempre una perspectiva humanocéntrica, tiene que estar siempre vinculada al desarrollo de los seres humanos y desde luego tiene que también estar vehiculada hacia que el beneficio sea lo más social y lo más repartido posible. Y por otra parte tiene que ser respetuosa con nuestros derechos fundamentales", detalla el eurodiputado socialdemócrata Ibán García.

Pero la regulación excesiva de la IA podría detener su desarrollo. Estados Unidos está adoptando una fórmula que da más poder a las empresas. El profesor y director del Instituto de Ética para la IA, John Tasioulas, pide un equilibrio. "A menudo la gente cuando habla de una regulación excesiva piensa en términos económicos, que es algo que obstaculiza el crecimiento económico, pero la clave aquí es: la prosperidad económica es solo un objetivo entre otros, también hay derechos en los que tenemos que pensar. Y, a menudo, respetar los derechos significa limitar la prosperidad económica que podríamos tener de otra forma".

La UE espera que esta nueva legislación marque el camino a nivel global, tal y como ha sucedido con la ley de protección de datos.