Última hora
This content is not available in your region

La Superliga divide a los aficionados

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
La Superliga divide a los aficionados
Derechos de autor  Alastair Grant/Associated Press
Tamaño de texto Aa Aa

Ha sido un auténtico terremoto en el universo del fútbol. La propuesta de una Superliga europea que rompe el orden establecido en el deporte rey ha provocado reacciones encontradas en instituciones y también en aficionados. Es un formato que garantiza la participación de los doce fundadores sin mérito deportivo alguno, a los que se suman tres equipos invitados y otros cinco que sí que estarían presentes por sus resultados.

Mario Martinez es un estudiante español de asegura que cree que la Superliga no va a beneficiar al fútbol, "siento que los equipos pequeños van a ser excluidos y no va a tener el mismo nivel de competencia, los equipos pequeños no van a querer seguir compitiendo a un nivel máximo, como lo hacen los grandes clubes, entonces siento que como aficionado prefiero las cosas como están."

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, está al frente de la Superliga. Pero aficionados del club que más Ligas de Campeones ha ganado, como Pablo Hidalgo, tampoco lo consideran una buena opción aunque se resigna: "Como aficionado del Real Madrid, me duele dejar la Champions, porque al final son 13, y quiero más, siempre quiero más, y da como un poco de pena dejar atrás esta competición, pero bueno, también podemos ser los reyes de la Superliga, ¿por qué no?"

En Italia hay escepticismo. Además de la Juventus de Turín, los dos equipos de Milán están entre los promotores. Y en la ciudad hay quien considera que no hay un equilibrio. Marouen Mzahi, es entrenador y se declara seguidor del AC Milán: "Quien gana esta Superliga siempre tendrá la posibilidad de comprar a los mejores jugadores. No es justo empezar una competición así".

Rechazo de los clubes de Francia y Alemania

Los equipos franceses y alemanes, incluyendo el campeón y subcampeón de la pasada Liga de Campeones, Bayern de Munich y Paris Saint Germain, rechazan ingresar en el selecto club de la Superliga. La UEFA ha agradecido su posición por evitar un formato basado, según el organismo, "en intereses propios" que también ven otros aficionados, como Dhamir, cuyo equipo es el gigante bávaro: "Lo que me molesta un poco es que es todo una cuestión de dinero. ¿La Superliga?. Es solo otra competición para hacer dinero".

Los fundadores de la Superliga aseguran que la nueva competición es buena para el deporte. Pero la amenaza de la UEFA de dejar a jugadores sin participar en Mundiales hace pensar que el siguiente partido se jugará en los tribunales y no en los estadios.