Última hora
This content is not available in your region

Los dioses de la música piden un reparto más equitativo de los beneficios

euronews_icons_loading
Los dioses de la música piden un reparto más equitativo de los beneficios
Derechos de autor  AP Photo
Por Escarlata Sanchez  & Escarlata Sánchez
Tamaño de texto Aa Aa

Más de 150 artistas, como Paul McCartney, Ringo Starr, Chris Martin del grupo Coldplay o Noel Gallagher han firmaron una carta abierta al primer ministro británico, Boris Johnson, pidiendo al gobierno una remuneración más justa para los músicos por la transmisión de sus composiciones por Internet. Según un informe, los artistas ganan de media sólo 0,010 céntimos de euros por cada reproducción.

Grandes músicos y grandes desconocidos al unísono

"Es muy significativo que los dioses de la música digan basta. El discurso está cambiando. Antes se consideraba una protesta de músicos sin éxito. Y ahora, participan artistas con cientos de millones de reproducciones. Grandes figuras y artistas desconocidos se ponen al unísono protestando contra el modelo económico de las discográficas y las plataformas, que es sumamente injusto", asegura Crispin Hunt, presidente de la Ivors Academy.

Un reparto injusto en el que pierde el creador

En este reparto que los artistas consideran injusto, las plataformas se quedan con cerca del 30% de los ingresos, el 15% va a parar a las sociedades de gestión de derechos de autor, mientras que la discográfica se queda con el 55% restante.

"Básicamente, lo que están diciendo es: lo hemos hecho muy bien en la industria de la música o nada mal, pero estamos preocupados por la próxima generación de músicos y cómo lograran vivir de esto. Lo cierto es que no están ganando lo suficiente con la difusión de su música para proseguir una carrera. Y esto se ha puesto de relieve con la falta de trabajo en conciertos debido a la pandemia ", explica Horace Trubridge del sindicato de músicos del Reino Unido.

Solidaridad con los creadores de la nueva generación

Atrás van quedando los tiempos de la radio y los discos de platino. Hoy las plataformas de Internet mueven millones de reproducciones. Queda abierto el debate sobre los derechos de autor para una justa remuneración de los músicos.