Última hora
This content is not available in your region

El entierro del joven Daunte Wright se convierte en un alegato por una reforma policial en EEUU

Por euronews con EFE/AP/AFP
euronews_icons_loading
El entierro del joven Daunte Wright se convierte en un alegato por una reforma policial en EEUU
Derechos de autor  CHANDAN KHANNA/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Un alegato por una reforma policial en Estados Unidos; es en lo que se convirtió el funeral por el joven negro Daunte Wright, abatido por una policía durante un control de tráfico.

Wright, de 20 años, falleció el pasado 11 de abril por un disparo de la agente Kim Potter, quien, de acuerdo a la versión oficial, confundió su arma de electrochoque, también conocida como táser, con una pistola de fuego.

El mortal incidente se produjo en Mineápolis justo cuando se estaba juzgando la muerte de George Floyd, fallecido también en la misma ciudad tras la intervención del policia Derek Chauvin que finalmente fue reconocido culpable de asesinato.

El defensor de los derechos civiles, el reverendo Al Sharpton, encargado del sermón, denunció esos y otros errores policiales.

"La gente entrenada no confunde armas de fuego con Taser. la gente entrenada, no le dispara a hombres como Philando (Castile, ed) con un niño en el asiento trasero del coche, la gente entrenada no pone las rodillas sobre el cuello de alguien durante 9 minutos y 29 segundos ".

Los dirigentes políticos que asistieron al funeral consideran que Estados Unidos debe cambiar la capacitación de los agentes y los estándares de la Policía. Durante las exequias, la seguridad estuvo a cargo del histórico grupo de autodefensa las 'Panteras Negras' en lugar de las fuerzas policiales.

Una familia rota de dolor

La atención durante las exequias estuvo centrada en los padres de Wright, Katie y Audrey, quienes señalaron que ninguna palabra puede "describir" el dolor que sienten en estos momentos.

La madre, Katie, indicó, entre lágrimas, que su hijo debería haberla enterrado a ella y no al revés.

"Nunca imaginé que estaría aquí, mi hijo debería haberme enterrado", dijo la mujer, rota de dolor, mientras su marido la abrazaba."

El fallecimiento de Daunte Wright ha avivado las tensiones en Mineápolis, que ya estaban a flor de piel debido al juicio contra Chauvin por la muerte de Floyd, grabada en un video que el año pasado dio la vuelta al mundo y espoleó unas protestas históricas contra la brutalidad policial y el racismo y que generó el movimiento 'Black Lives Matter'.

En los últimos dos días, la brutalidad policial contra los afroamericanos ha continuado en Estados Unidos: Andrew Brown, de 42 años, y Ma'Khia Bryant, de 16 años, fallecieron por disparos de agentes en Carolina del Norte y Ohio, respectivamente.