This content is not available in your region

Entrega ayuda de EEUU a Venezuela en 2019 no se alineó con principios humanitarios, según auditoría

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

CARACAS, 30 abr (Reuters) – Un esfuerzo de ingresar ayuda a Venezuela con respaldo de Estados Unidos en 2019, que terminó en un violento enfrentamiento en la frontera con Colombia, no se planificó en consonancia con principios humanitarios, determinó una auditoría de la agencia encargada de la operación con sede en Washington.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés) envió suministros a una región colombiana que limita con Venezuela para colaborar en medio de una crónica escasez de alimentos y medicinas y una creciente desnutrición.

La ayuda debía pasar la frontera con apoyo de aliados del líder opositor Juan Guaidó, pero los camiones que la transportaban fueron bloqueados por grupos civiles armados leales al presidente Nicolás Maduro, quien calificó la operación como una violación de la soberanía de la nación. El incidente desencadenó violentas protestas en algunos pasos limítrofes.

“(La) directriz para colocar de antemano los suministros humanitarios no fue impulsada por la experiencia técnica ni estuvo totalmente alineada con la Oficina del Inspector General, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional”, apuntó una auditoría que se conoció el jueves y que mostró que tampoco siguió “principios de neutralidad”.

Un portavoz de la USAID dijo en respuesta a un correo electrónico enviado por Reuters que la agencia celebra “todos los informes que tienen como objetivo mejorar la eficacia del trabajo de USAID, especialmente en entornos operativos desafiantes”.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, se hizo eco en Twitter del informe. “El gobierno Bolivariano advirtió en febrero 2019 la falsedad del show de la supuesta ayuda humanitaria de EEUU en Cúcuta. Hoy la propia USAID reconoce que era parte de una operación política de cambio de gobierno”, escribió.

El Departamento de Estado de Estados Unidos no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre esta revisión.

El enfrentamiento fronterizo tuvo lugar semanas después de que el gobierno del ahora expresidente Donald Trump reconoció a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela a inicios de 2019 y respaldó la creación de un gobierno interino destinado a promover una transición política en Venezuela, algo que no ha ocurrido.

En esa operación, líderes de la USAID instruyeron a funcionarios a alinear las decisiones “para reforzar la credibilidad del gobierno interino”, dijo el informe. También ordenaron minimizar el financiamiento a las agencias de la ONU, pese a la infraestructura de la que disponían en Venezuela, convencidos que simpatizaban con el gobierno de Maduro.

De las 368 toneladas de suministros enviadas, solo ocho llegaron al destino final. El resto se distribuyó en Colombia o se envió a Somalia, indicó el informe.

En los últimos años, el gobierno de Maduro ha comenzado a permitir progresivamente una mayor afluencia de ayuda extranjera. Este mes, firmó un convenio con el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas que beneficiará a 185.000 niños este año y a unos 1,5 millones a finales del curso escolar 2022-2023.

(Reporte de Brian Ellsworth. Traducido por Corina Pons)