Última hora
This content is not available in your region

Sputnik V, popular en Eslovaquia pero pendiente de aprobación

euronews_icons_loading
Sputnik V, popular en Eslovaquia pero pendiente de aprobación
Derechos de autor  Matias Delacroix/ Associated Press
Tamaño de texto Aa Aa

La vacuna Sputnik V es popular en Eslovaquia. Mucho más que entre sus vecinos de Europa central y Europa del Este, según muestra un reciente estudio. Sin embargo, desde hace dos meses, cientos de miles de dosis de la vacuna rusa esperan en Bratislava a que se autorice su uso.

Barbara Deak estudia inglés y alemán en la capital eslovaca. No le importa si la vacuna viene de Occidente o de Oriente y tiene una preferida.

"Elegiría la Sputnik. Elegiría la rusa, por los efectos secundarios... He oído que AstraZeneca tiene muchos efectos secundarios. Pero no he oído nada malo sobre Sputnik", dice.

El estudio muestra que el 15% de los eslovacos elegirían la vacuna rusa. Es decir, tres veces el promedio de otros países de Europa central y Europa del Este.

La investigadora principal de Democracia y Resiliencia en el Instituto de Política GLOBSEC, Katarína Klingová, que ha realizado el estudio nos explica el por qué:

"Esta percepción positiva está relacionada con la percepción positiva de Rusia entre los eslovacos. El 78% de los eslovacos ven a Rusia como su nación hermana. Muchos eslovacos no ven a Rusia como una amenaza".

La ONG GLOBSEC, de orientación occidental, además de preguntar a la población, también observó las campañas en línea de los fabricantes de vacunas. Su conclusión es que la cuenta de Twitter eslovaca de Sputnik es una máquina de propaganda, que busca desacreditar a las autoridades de Bratislava, según sus investigadores.

"Los rusos han acusado a nuestras autoridades médicas de sabotaje. Afirmaron que las autoridades eslovacas violaron el pacto (contrato de adquisición de Sputnik), lo cual no es cierto", aseguraKatarína Klingová.

El primer ministro tuvo que dimitir tras comprar las vacunas Sputnik V, pese de la oposición de sus socios de coalición. El nuevo jefe del Gobierno eslovaco y su ministro de Sanidad esperan ahora los resultados de nuevas pruebas llevadas a cabo en Hungría. Después, tomarán una decisión sobre la aprobación o no de la vacuna rusa.

"Esperamos los resultados, según lo acordado", señalaVladimír Lengvarský, ministro de Sanidad de Eslovaquia.

"Hace unos meses, Eslovaquia tenía una de las tasas de mortalidad por COVID-19 más altas del mundo. Después, se duplicó el número de personas que quieren vacunarse. Hoy, la mayoría de los eslovacos ignoran las controversias políticas en torno a la Sputnik V, solo quieren que la vacunación se acelere", explica Johannes Pleschberger, Euronews.