Última hora
This content is not available in your region

España lucha por una porción del sector europeo de vehículos eléctricos

España lucha por una porción del sector europeo de vehículos eléctricos
España lucha por una porción del sector europeo de vehículos eléctricos   -   Derechos de autor  (c) Copyright Thomson Reuters 2021. Click For Restrictions - https://agency.reuters.com/en/copyright.html
Tamaño de texto Aa Aa

Por Joan Faus

BARCELONAReuters) – España se está movilizando activamente para conseguir nuevas plantas de baterías y vehículos eléctricos, utilizando miles de millones de fondos de ayuda de la Unión Europea para no quedarse atrás en un momento en que el sector automovilístico mundial emprende su mayor transformación tecnológica en un siglo.

Como segundo país europeo productor de automóviles por detrás de Alemania, y con un sector automovilístico que constituye el 10% de su economía, España tiene mucho que perder a medida que los fabricantes de automóviles modifican las cadenas de suministro de fabricación para adaptarlas a los vehículos eléctricos.

Alemania y el tercer productor europeo, Francia, ya están invirtiendo fondos en plantas de baterías, apoyando a sus respectivos líderes automovilísticos, y tanto Volkswagen como Renault están invirtiendo fuertemente en vehículos eléctricos en su territorio.

Con menos recursos, sin un gran fabricante de automóviles propio y con unas ventas de coches eléctricos por debajo de la media de la UE, España está contraatacando con la asignación a proyectos de vehículos eléctricos de parte de los 140.000 millones de euros (168.000 millones de dólares) de los fondos de ayuda COVID-19 de la UE a los que tiene derecho.

“Tenemos un objetivo claro. España es el segundo productor vehiculos de la UE, queremos que siga siendo el segundo productor de vehículos de la UE en 2030, 2040 y 2050 independientemente de qué tecnología haya”, dijo Raúl Blanco, secretario general de Industria y pymes de España, el octavo mayor fabricante de automóviles del mundo.

De los 70.000 millones de euros que enviará Bruselas en forma de subvenciones, el Gobierno español tiene previsto destinar 13.000 millones a la movilidad sostenible hasta 2023.

La mayor parte se destinará a promover las ventas de vehículos eléctricos en España, a mejorar la infraestructura de recarga y a construir su primera planta de baterías para automóviles.

En uno de los usos más destacados de los fondos de la UE en España, el Gobierno anunció en marzo una asociación entre el sector público y el privado para promover los vehículos eléctricos, con un proceso de licitación que se iniciará en julio y cuyos ganadores se anunciarán a finales de año.

El proyecto, en el que podrán participar las administraciones central y autonómicas, abarcará la fabricación de baterías y vehículos eléctricos en España, la promoción de la demanda de coches eléctricos y el desarrollo de infraestructuras para respaldarlos.

Una planta de baterías de 40 gigavatios construida en el marco del proyecto costaría más de 2.500 millones de euros, dijo Blanco.

La propuesta ha suscitado la competición entre las regiones españolas, llevando a Cataluña a ofrecer terrenos, préstamos públicos y ayudas para atraer una planta de baterías, y a las vecinas Aragón y Valencia a participar también en la contienda.

Aunque todavía no se han presentado públicamente muchos candidatos del sector privado, la marca española SEAT de Volkswagen AG y la empresa Iberdrola han formado una alianza para elaborar una oferta.

Su participación se enmarcaría en un proyecto más amplio que están planeando y que cubriría todos los elementos de la producción de vehículos eléctricos, desde la extracción minera hasta la producción de baterías y la fabricación de vehículos acabados en la planta de montaje de SEAT en Cataluña.

“El proyecto está en el punto de partida. Su ejecución dependerá de un compromiso claro por parte de la Comisión Europea”, dijo el presidente de SEAT, Wayne Griffiths, en un comunicado enviado por correo electrónico en referencia a los fondos de la UE. “España no puede perder esta oportunidad histórica”.

La empresa española Phi4tech, que tiene su propio proyecto de planta de baterías por separado en la región de Extremadura, vinculada a una reserva de litio que se encuentra entre las mayores de Europa, está asesorando a SEAT e Iberdrola en la producción de baterías.

UNADURACOMPETENCIA

Los planes del Gobierno español para promover la movilidad eléctrica han convencido a Renault y Ford, que importan baterías al país, para que anuncien nuevas inversiones destinadas a construir coches y motores híbridos.

Una fuente de Renault y una portavoz de Ford dijeron que estaban supervisando los proyectos de fabricación de baterías en el país, una posible fuente futura de componentes.

Madrid está cortejando a Volkswagen, que fabrica vehículos eléctricos en Alemania y Eslovaquia, con el fin de que elija a España en lugar de Francia y Portugal para instalar una giga fábrica de baterías en el sur de Europa en 2026. SEAT también está sopesando la posibilidad de empezar a producir 500.000 vehículos eléctricos al año en su planta de Martorell, a las afueras de Barcelona, en 2025.

Sin embargo, España se enfrenta a una importante competencia de otras partes de Europa para atraer a los fabricantes de automóviles que desean invertir.

El año pasado sufrió un revés cuando Nissan anunció el cierre de sus tres plantas en los alrededores de Barcelona para finales de 2021, ya que el grupo trasladó su producción a Francia en el marco de su alianza con Renault.

Los fabricantes de piezas de automóviles Continental y Bosch también están cerrando fábricas en las cercanías, y Bosch, según los sindicatos, trasladará su producción a Polonia, donde los costes laborales son más bajos.

El conseller de Empresa del Gobierno regional de Cataluña, Ramón Tremosa, dijo que los recientes despidos podrían ser compensados si la región es elegida para una planta de baterías construida con la ayuda de los fondos de la UE para la cual, añadió, “grandes empresas globales” han mostrado interés.

“Si la fábrica de Martorell no tiene coche eléctrico tiene los días contados”, dijo Matías Carnero, un dirigente sindical de SEAT que también es miembro del consejo de supervisión del grupo VW.

(Información de Joan Faus; Información adicional de Michael Nienaber, Gilles Gillaume, Giulio Piovaccari, Gavin Jones y Nick Carey; Edición de Joe White, Andrey Khalip y Jan Harvey; traducción de Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

euronews provides breaking news articles from reuters as a service to its readers, but does not edit the articles it publishes. Articles appear on euronews.com for a limited time.