Última hora
This content is not available in your region

Dinamarca debe incinerar los visones que había sacrificado por la COVID porque emergen de tierra

Access to the comments Comentarios
Por euronews con EBU
euronews_icons_loading
Dinamarca debe incinerar los visones que había sacrificado por la COVID porque emergen de tierra
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Dinamarca empieza a desenterrar, este mes de mayo, 4 de los 17 millones de visones de granja sacrificados el año pasado al ser contaminados por una variante de la COVID-19.

Una tarea desagradable según Jan Reisz, represetante del ministerio danés de Medio Ambiente.

"Sospechamos que los vecinos van a respirar un fuerte olor a podrido y quizás también un poco dulce. Eso es lo que hemos olido las veces que hemos tenido que lidiar con el visón."

Pero fue justamente un olor a podrido, lo que ha obligado a llevar a cabo esta operación en la región de Jutlandia. Los gases de los cuerpos en descomposición de los visones hacían además que los cadáveres emergiesen a la superficie porque los pozos donde estaban enterrados solo tenían un metro de profundidad,

Según las autoridades danesas por el momento no hay riesgo de contaminación de las aguas subterráneas, pero esto podría cambiar porque se está filtrando el líquido de las 15.000 toneladas de los restos de animales; de ahí la urgencia de actuar.

Tras ser desenterradas, las carcasas de los visones serán incineradas, lo que supondrá un coste de más de 11 millones de dólares. El precio a pagar para poner fin a lo que la prensa ha llamado el resurgir de los 'visones zombis".