Última hora
This content is not available in your region

Fin de semana de botellones y macrofiestas en España

euronews_icons_loading
Decenas de personas de fiesta en las calles de Barcelona - RTVE
Decenas de personas de fiesta en las calles de Barcelona - RTVE   -   Derechos de autor  RTVE
Tamaño de texto Aa Aa

El estado de alarma en España terminó el pasado sábado 8 de mayo. Aun así, las autoridades pidieron responsabilidad por la situación epidemiológica a causa de la COVID-19. En el primer fin de semana completo sin toque de queda, 15 y 16 de mayo, miles de ciudadanos y turistas han organizado botellones y macrofiestas en las calles de ciudades españolas.

La policía de Barcelona, Guardia Urbana, y los Mossos d'Esquadra han desalojado a casi 7.200 personas la noche del viernes y 9.055, según medios locales, desde las diez de la noche del sábado hasta las seis de la madrugada del domingo. Se les desaloja por las aglomeraciones que forman en los espacios públicos de la ciudad catalana.

Las distancias de seguridad, las mascarillas, la higiene de manos... Son algunas de las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación de la COVID-19 que no se respetaban durante las noches del fin de semana.

La gente justifica las macrofiestas, ya que "el COVID nos ha afectado un montón y ahora todo el mundo está muy revolucionado, quiere salir, quiere disfrutar, estar con los amigos..." decía una ciudadana que cree que la situación "es normal".

Pero no todos piensan igual. De hecho, hay gente que confirma que "se puede estar en la playa, en la calle, pero respetando sus metros de distancia" porque asegura el joven, "sigue habiendo COVID".

Una opinión que comparten las autoridades policiales de Barcelona. "En principio [...] la gente puede salir a la calle. [...] No tenemos ninguna limitación en ese sentido", aseguraba un oficial de la Guardia Urbana a varios medios de comunicación la noche del sábado. Siempre, pero, hay que "respetar las medidas de seguridad de llevar la mascarilla, no agruparse en grupos numerosos...".

Entre los desalojados, según medios locales de Barcelona, hay españoles pero también turistas, entre ellos italianos y franceses.

Las macrofiestas nocturnas también han tomado las calles de Madrid, Salamanca y otras ciudades españolas.