Última hora
This content is not available in your region

Israel rechaza la desescalada bélica pese a los llamamientos a la paz tras 10 días de conflicto

euronews_icons_loading
Israel rechaza la desescalada bélica pese a los llamamientos a la paz tras 10 días de conflicto
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Cadena humana para exigir la paz en Oriente Medio. Varios activistas por la paz se han reunido en la Ciudad Vieja de Jerusalén en el décimo día de escalada del conflicto armado entre israelíes y palestinos y ante el fracaso de los llamamientos a poner fin a la violencia.

El presidente de Estados Unidos Joe Biden llamó a su homólogo israelí para exigirle "una desescalada" este mismo miércoles. Pero eso no ha impedido que el ejército israelí siga bombardeando la Franja de Gaza, especialmente en el sur, en la frontera con Egipto, sosteniendo que sólo responde a los cohetes lanzados por Hamás.

Y en medio del caos se abre otro frente tras los recientes disparos de cohetes contra Israel desde el sur del Líbano. Disparos que no fueron reclamados inmediatamente y contra los que el Estado hebreo respondió con fuego de artillería.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, rechaza la desescalada bélica y asegura estar decidido a seguir con la operación militar hasta "devolver la tranquilidad y la seguridad a los ciudadanos de Israel".

"Sólo hay dos posibilidades de enfrentarse a Hamás", asegura Netanyahu, "o se les derrota, y eso es siempre una posibilidad, o se les disuade. En la actualidad nos dedicamos a la disuasión firme. Pero debo decir que no descartamos ninguna posibilidad. Esperamos restablecer la calma, y esperamos hacerlo rápidamente".

El Gobierno de Israel defiende además que está haciendo todo lo posible para evitar víctimas civiles.

Sin embargo, desde el comienzo de los enfrentamientos, 219 palestinos han muerto en los bombardeos israelíes sobre la Franja de Gaza. Hay unos 60 niños entre las víctimas. Del otro lado, los cohetes palestinos contra el Estado hebreo han costado la vida a 12 israelíes.