Última hora
This content is not available in your region

Crisis en Ceuta | España devuelve a dos tercios de los 8.000 migrantes que entraron en España

euronews_icons_loading
Inmigrantes menores marroquíes escoltados por las fuerzas del orden españolas en Ceuta
Inmigrantes menores marroquíes escoltados por las fuerzas del orden españolas en Ceuta   -   Derechos de autor  Bernat Armangue/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La situación en Ceuta vuelve a poner de manifiesto el drama migratorio y el problema que supone para los países del sur de Europa.

Unas 8.000 personas entraban entre el lunes y el martes, de manera ilegal, en la ciudad autónoma española, desde Marruecos, creando una situación sin precedentes, en la que fue necesario desplegar varias unidades del Ejército de Tierra.

Más de 5.600 inmigrantes, según los últimos datos ofrecidos por la Delegación del Gobierno, ya han sido devueltos. Entre los restantes, hay al menos 1.500 menores, que tienen un "estatus especial". El Ministerio del Interior español no ha dado detalles, pero asegura que entre los migrantes devueltos no hay menores. Algunas ONG denuncian vulneración de los derechos humanos. Este miércoles se celebra una reunión de urgencia del Consejo Territorial con las comunidades autónomas para estudiar la situación.

Preocupación de los ceutíes

Ceuta, con 85.000 habitantes, vive con incertidumbre y preocupación la avalancha migratoria. Los vecinos temen que la falta de control sanitario arruine sus esfuerzos para controlar la pandemia.

Muchos de quienes consiguieron entrar han pernoctado en parques, cajeros y en las calles de la ciudad española, ante el miedo a ser deportados.

Entre ellos Aisha Diakaté, solicitante de asilo de Mali, y su pequeña de dos años.

"Teníamos confianza en que una vez que estuviéramos dentro (nos cuidarían)... Pero ahora nos han dicho que tenemos que irnos (de regreso a Marruecos). Me niego, estoy enferma", dice Aisha.

Alentados por las fuerzas marroquíes

Los inmigrantes entran en Ceuta a pie o a nado. Algunos, aseguran, alentados por las fuerzas marroquíes, como explica Soufiane Amiich, un joven marroquí de 26 años que cruzó la frontera a nado el lunes:

"Nos piden que entremos y no salgamos de España"

Reportero: ¿Quién dijo eso?

"Nuestros soldados y policías", responde Soufiane.

Decenas de pequeños rescatados en el mar

Un hombre murió ahogado. Pero podrían ser muchas más las víctimas. Las fuerzas del orden y voluntarios de la Cruz Roja rescataron del mar a decenas de personas, entre ellas muchos niños y bebés.

Crisis diplomática Madrid-Rabat

La avalancha migratoria ha puesto a Madrid y Rabat ante su mayor crisis diplomática en 20 años.

El presidente del Gobierno español era recibido en Ceuta y Melilla entre gritos de apoyo y abucheos.

Al miempo tiempo, el Consejo de Ministros español aprobaba una ayuda de 30 millones de euros para Marruecos para contribuir a la lucha contra la inmigración irregular. Una partida ya prevista en los presupuestos generales del Estado.

El "alto precio" de acoger al líder del Frente Polisario

En Marruecos, el primero en romper el silencio ha sido el ministro de Estado de Derechos Humanos y Relaciones con el Parlamento, Mustafá Ramid. Ha asegurado que España "sabía que el precio por subestimar a Marruecos es muy alto", en referencia a la hospitalización del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en un centro de Logroño.

Apoyo de la UE a España

La Unión Europea (UE) ha dado todo su apoyo a España en esta crisis migratoria sin precedentes, recordando que "las fronteras españolas son fronteras europeas".