Última hora
This content is not available in your region

Campesinos indios acuden a clínicas no autorizadas ante propagación de COVID en zonas rurales

Campesinos indios acuden a clínicas no autorizadas ante propagación de COVID en zonas rurales
Campesinos indios acuden a clínicas no autorizadas ante propagación de COVID en zonas rurales   -   Derechos de autor  (c) Copyright Thomson Reuters 2021. Click For Restrictions - https://agency.reuters.com/en/copyright.html
Tamaño de texto Aa Aa

Por Adnan Abidi

ALDEAPARSAUL, India (Reuters) – Un extrabajador de hospital de la India, sin educación médica, dirige una pequeña clínica no autorizada en la que atiende a pacientes con dificultades para respirar y les revisa los niveles de oxígeno mientras están acostados en camas de campaña sobre un piso de tierra.

India se ha sido duramente golpeada por una segunda ola de infecciones por coronavirus que ha abrumado su sistema de salud, incluso en las grandes ciudades.

En las zonas rurales, las instalaciones médicas están en ruinas y hay pocos médicos y enfermeras en terreno, lo que significa que muchas clínicas son dirigidas por personas que no tienen capacitación.

La mala infraestructura de salud y la falta de pruebas significa que muchos pacientes no saben si están infectados con COVID-19 o simplemente tienen un resfriado.

En la aldea de Parsaul, a unos 60 kilómetros de la capital, Nueva Delhi, Ashok dijo que la gente en el área tiene miedo de salir de sus casas. Sospecha que el coronavirus ha matado a unas 15 personas cercanas en los últimos días.

Ashok, un campesino, acompañó a un paciente con fiebre a la clínica atendida por un exasistente de hospital, de 52 años, que va de una camilla a otra controlando los niveles de suero. Botellas vacías de suero intravenoso yacen amontonadas en una escalera rodeada por paredes de ladrillo.

“Los pacientes con fiebre y problemas respiratorios han aumentado en los últimos dos meses”, comentó el exasistente, quien agregó que ha estado ayudando a los pacientes en su clínica desde 1993, pero no quiso dar su nombre por temor a sanciones de las autoridades.

“La gente de seis o siete pueblos cercanos me conoce personalmente y confía en mí”.

Algunos pacientes estaban acostados en catres y usaban mascarillas, mientras otros tenían la cara cubierta con ropa.

Bubli, de 30 años, visitó la clínica para recibir tratamiento para la fiebre.

“No, no tiene COVID, es solo fiebre”, dijo el esposo de Bubli a Reuters. “Tenemos miedo del COVID, pero ir a un hospital grande es más peligroso”.

El país alcanzó un total de 26,3 millones de infecciones el sábado, el segundo más alto del mundo después de Estados Unidos, mientras que la cifra total de muertos llegó a 295.525.

(Escrito por Tanvi Mehta en Nueva Delhi; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

euronews provides breaking news articles from reuters as a service to its readers, but does not edit the articles it publishes. Articles appear on euronews.com for a limited time.