EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Boda 'secreta' y católica de Boris Johnson con Carrie Symonds con quien ya tiene un hijo

Boda 'secreta' y católica de Boris Johnson con Carrie Symonds con quien ya tiene un hijo
Derechos de autor AFP
Derechos de autor AFP
Por euronews con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El exconsejero de Johnson, Dominic Cummings, dimitió por la creciente influencia de Symonds a quien acusa de imponer a personas cercanas a ella en los círculos del poder

PUBLICIDAD

Hacía más de 200 años que un primer ministro británico no se casaba estando en activo.

Este sábado Boris Johnson ha contraído matrimonio en la catedral de Westminster con Carrie Symonds con quien tiene un hijo de poco más de un año. Una ceremonia planeada en secreto y que sólo se dió a conocer este domingo.

Es la tercera boda para el mandatario británico pero la primera por el rito católico, religión que profesa la novia y a la que Johnson se ha vuelto a convertir, ya que sus dos primeros matriominios fueron por el rito angliacno.

La pareja ya había hecho historia al convivir sin estar casados en la residencia oficial de Downing Street.

Este casamiento vendría a confirmar la influencia que ejerce Carrie Symonds, otrora responsable de prensa del Partido Conservador, sobre el primer ministro 23 años mayor que ella.

Una influencia que causó la dimisón de Dominic Cummings, exconsejero y mano derecha de Boris Jonhson y artífice de su llegada al poder.

Ahora Cummings critica a Johnson y a su Gobierno de la mala gestión de la crisis de la COVID y culpa directamente a Carrie Symonds de imponer a personas cercanas a ella en los círculos del poder.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Pese a la pandemia, en Bolivia organizan una boda masiva para reducir el coste de la ceremonia

Boris Johnson y su esposa Carrie esperan su segundo hijo

Reino Unido | Sunak pide disculpas a las familias de las víctimas del Covid-19