Última hora
Advertising
This content is not available in your region

África en el corazón de la Bienal de la Danza de Lyon

euronews_icons_loading
África en el corazón de la Bienal de la Danza de Lyon
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

África está en el corazón de la Bienal de la danza de Lyon de este año con la presencia de artistas como el coreógrafo nigeriano Qudus Onikeku.

Una docena de jóvenes trabajan con él la coreografía del tradicional desfile de apertura, que este año tendrá lugar en la escena de Fourvière, en vez de en las calles.

Bajo el título de Reencarnación rinde homenaje a la música nigeriana, la energía de Lagos y la idea de reinventar la memoria corporal.

"Me interesa como los bailarines de las nuevas generaciones reinventan el conocimiento y reescriben de forma contemporánea, incluso sin tener una transmisión directa de estas danzas, pero hay una forma en que el cuerpo se regenera a sí mismo y recuerda ", asegura el coreógrafo Onikeku.

La decisión de seguir adelante con el festival se ha tomado en el último momento, pero los meses de tensión e incertidumbre dan sus frutos y han valido la pena.

"Las nuevas generaciones son las que se reinventan y lanzan un desafío que se nota en su forma de bailar, que de hecho es muy muy enérgica". asegura Dominique Hervieu, directora artística de la Bienal de la Danza.

Uno de los espectáculos de apertura es Emergencia realizado por cinco jóvenes que descubrieron la danza en el centro cultural del barrio y que trata de la rabia y la pasión.

"Es esa urgencia que nos hace vivir, nos pone en marcha, que nos pone de pie. Al principio encontramos a jóvenes que estaban como apagados. Esos cinco jóvenes querían encontrar su camino, darlo todo y acabar con las limitaciones", decía Antoine COLNOT, director de la compañía HKC.

Estos títeres gigantes miden casi cuatro metros de altura y pesan hasta 30 kilos. Los bailarines danzan con estos cabezudos sobre sus hombros.

Estas marionetas no pueden hacerlo todo, pero pueden hacer muchas cosas y yo , al igual que con los bailarines, trato de hacer todo lo posible, y sacarles enl máximo partido", dice el coreógrafo Bouba Landrille Tchouda.

"En Francia lo han llamado un año en blanco, un año perdido para la cultura. Aquí en la Bienal de Danza están recuperando el tiempo perdido, la cultura ha vuelto, a gran escala. Andrea Bolitho en Lyon, para Euronews. "

Andrea Bolitho, para Euronews